Noticias y Servicios - Mercedes | 29 mayo 2018
Recuerdos legislativos

Otros hechos donde la agresión y la violencia fueron centro de las sesiones del HCD

Las repercusiones por los hechos ocurridos en la noche del lunes en el recinto del Concejo Deliberante se plantearon a lo largo del día martes. Dirigentes históricos de la política radical recordaron distintos hechos en donde la violencia y la agresión hacia los concejales fueron centrales en el primer piso del Palacio Municipal

El Diputado Nacional Carlos Selva recordó otros hechos de similares características en el Concejo Deliberante de Mercedes. Cuando fue Concejal, hubo desmanes en el tratamiento de un expediente que buscaba instalar una fábrica de explosivos. Otro hecho recordado fue cuando se decidió en el deliberativo la no instalación de cadenas de supermercados y cuando se planteó el cierre de Corinema. Ya de Intendente, el Concejo Deliberante solicitó su interpelación y fueron sus militantes y defensores los que agredieron a los legisladores opositores (algunos de ellos actuales funcionarios municipales)

Por su parte, el Concejal manda cumplido Juan Carlos Benítez también recordó los desmanes con la posible instalación de una fábrica en la vera de la Ruta 42. Para luego recordar cuando él fue agredido en el 2016 por representantes del sindicato de Municipales. Un año antes, los vecinos afectados por la inundación de agosto de 2015, también cruzaron la barra que separa el salón y agredieron físicamente a los concejales en busca de soluciones. En ese momento,las agresiones fueron para los concejales del Frente Mercedino para la Victoria y para los del Frente Renovador.

Hacia unos años más atrás – muchos años más – fue el recuerdo de Eduardo Cerulli. En un breve encuentro con los medios, el dirigente político del gioscismo recordó una agresión entre concejales en plena sesión, allá por los años ‘60. Por aquellos años, Julio César Gioscio, en ese entonces concejal, le tiró un cenicero de vidrio a un concejal del radicalismo que inició una pelea entre los legisladores y con el público. El motivo del enojo de Gioscio habría sido los dichos del radical que le aseguraba que no era peronista.

Seguramente, si buscamos en los anales de la historia mercedinas, las agresiones y la violencia física en el recinto del Concejo Deliberante existieron. Lo que tenemos que bregar es que no se vuelvan a repetir, fortaleciendo el respeto a la democracia.

Por Hoy Mercedes

COMENTARIOS

Comentarios