Ciencias Económicas

El Municipio expresó su apoyo a Juana y pidió que la dejen competir con su club

En el marco de la campaña «Dejen Jugar a Juana«, el Municipio también dio su parecer y estableció un Decreto Ejecutivo que declara de interés la participación de la niña de 11 años en los torneos infanto-juvenil de la Liga Mercedina de Fútbol.

A través de una conferencia de prensa  realizada el jueves pasado, el Intendente Juan Ignacio Ustarroz y el Presidente del HCD Matías Dematei, junto al Secretario de Gobierno Juan Pablo López Baggio y a los responsables del área de Deportes Juan Martín Silvestre y Mariana Saboredo explicaron de qué forma intervendrá la comuna y el departamento legislativo.

Luego de contar su experiencia personal al ver a Juana en las canchas compitiendo en fútbol mixto, el Intendente Municipal anunció que presentarán ante la autoridad competente defendiendo los derechos de la niña. Apelando también a ejemplos de otros deportes, como el rugby y el basquet, en donde las competencias hasta cierta edad son mixtas.

“Se ha hecho pública la situación de esta niña. Personalmente pude verla participar de un amistoso, porque tiene la autorización de jugar allí y no en campeonatos. Pude ver el entusiasmo, las ganas, todo lo que significa para esa niña poder participar de un juego, que es el fútbol, nos dio la dimensión de lo que está pasando», sostuvo el intendente Municipal Juan Ignacio Ustarroz.

“Uno de los flagelos del fútbol es la violencia, incluso llega a haber en el fútbol infantil y creo que esta situación, más allá de la niña, es una situación para poder repensar y rever ciertas costumbres de ciertos hábitos que hay en el fútbol infantil. Nos tiene que servir como instituciones, como padres, como clubes, para barajar y dar de nuevo sobre la base de una consigna muy simple y es que estamos hablando de un juego, de algo lúdico, donde los chicos tienen el derechos de participar, de hacer deporte, de no ser discriminados en tanto y en cuanto no haya una liga para mujeres es necesario que esta niña pueda jugar y que a raíz de esto podamos ver otras cosas, como por ejemplo las normas”, sostuvo el primer mandatario local.

Más adelante, en la extensa exposición ante los medios, sostuvo que “No hacemos esto señalando responsabilidades en otros, sino que asumimos nosotros las propias y estamos para replantear y convocar a todos los actores más allá de este caso puntual que vamos a llevarlo a la autoridad competente y hacer la defensa correspondiente en lo jurídico, desde la Convención Internacional de los Derechos del niño, desde la ley 26061, desde la ley 13298 Hay algo que marca cualquier acción y política pública que es el interés superior del niño y acá está a todas luces claro cuál es el interés debe prevalecer. También poder como sociedad, repensar y mejorar con respecto a cómo se desarrollan las competencias”, sostuvo.

El Decreto dice en sus considerandos:

A inicios de la década del 2000, y con solo 7 años, Camila Gómez Ares comenzó a jugar el campeonato de fútbol infantil del Partido de Vicente López en el club Villa Pearson. La presencia de una niña en un torneo de varones despertó entonces debates, conflictos, polémicas, discusiones. Pero se impuso el sentido común, Camila pudo jugar y dio el primer paso de su sueño: pasó por River Plate y Boca Juniors y llegó a la Selección Argentina de fútbol femenino.

Que, lo mismo ocurrió el año pasado en Córdoba. Luciana Araya, de 8 años, no solo integra un equipo de fútbol infantil de varones de EFUL (Escuela de Fútbol Lugones): es nada menos que la capitana. Su sueño, como el de Camila, es llegar a la Selección de fútbol femenino.

Que, hoy en Mercedes, tenemos un caso similar: Juanita que, estamos convencidos de que no hay motivos para impedir la participación de Juanita en el torneo de varones. Por un argumento sencillo, el mismo de Camila y de Luciana: priorizar el aspecto lúdico y social del deporte a una edad en la que de ningún modo debe primar el aspecto competitivo; y en una disciplina en la que, por si faltaran argumentos, ni siquiera está desarrollada la especialidad femenina en su etapa formativa.

Que, el deporte es una escuela de valores esenciales para la construcción de una sociedad mejor. La solidaridad, el compañerismo, la bondad, el respeto por el otro. Valores que trascienden la cuestión de género.

Que, según UNICEF, los niños tienen derecho “a formarse un juicio propio, a expresarse libremente y a que se les tenga en cuenta; a no sufrir discriminación de ningún tipo”. Tienen derecho, en definitiva, a ser felices. El debate, la polémica, la discusión: eso es del mundo de los adultos.

Que según argumentos expuestos por la Liga Mercedina de Fútbol el impedimento de la participación de una niña en los torneos oficiales que son de varones hacen referencia a una decisión del Consejo Federal de la Asociación del Futbol Argentino”

Por tanto se decretó “de Interés Municipal la participación de la niña Juana Cángaro en los torneos oficiales de la Liga Mercedina de Fútbol” y se remitió el mismo “al al Señor Presidente del Consejo Federal de la Asociación del Fútbol Argentino, Pablo Toviggino, a fin de solicitar su intervención para que posibilite la participación de la niña Juana Cángaro en los torneos oficiales de la Liga Mercedina de Fútbol”.

 

COMENTARIOS

Comentarios