Noticias y Servicios - Mercedes | 15 abril 2017
La Legion

En su semana más difícil, Juan Culio sale a la cancha

Textual Diario de Mallorca. El vestuario del Mallorca ha aplaudido el gesto que ha tenido Juan Emmanuel Culio con el equipo en unas horas muy duras para el centrocampista. Esta semana ha fallecido su madre y el futbolista ha declinado viajar a su país para asistir al funeral junto al resto de su familia y amigos para centrarse en disputar el trascendental encuentro de este domingo ante el Zaragoza.

Tanto sus compañeros como el cuerpo técnico han agradecido el detalle que evidencia su grado de responsabilidad acerca de la penosa situación que atraviesan los bermellones. Hace unas semanas, cuando Javier Olaizola todavía era el técnico, Culio ya comunicó a sus compañeros el delicado estado de salud de su progenitora, pero reiteró su intención de continuar en la isla hasta que se salvaran a pesar de esos complicados momentos a nivel personal. No obstante, su madre ha fallecido y Culio no ha podido despedirse de ella personalmente.

Y todo ello llega en una semana en la que su nombre ya había centrado la atención de los focos por un tema muy diferente, justo cuando regresa a La Romareda, donde jugó media temporada el curso anterior. El jugador protagonizó un desagradable incidente con Joan Oriol, con el que mantuvo una fuerte discusión en un lance del entrenamiento del domingo. Sergi Barjuan y el resto de compañeros tuvieron que intervenir ya que incluso el lateral izquierdo llegó a amagar con abandonar la sesión. Al día siguiente ambos firmaron la paz sobre el césped de Son Bibiloni y se llevaron el aplauso de los presentes.

Culio presumiblemente estará entre los elegidos en Zaragoza. En la anterior jornada ante el Nàstic de Tarragona fue baja por sanción, por lo que Sergi le alineará por primera vez. El preparador catalán confía en la personalidad y talento del también ex del Dépor y Las Palmas, aunque su rendimiento hasta el momento ha sido malo en los 2.226 minutos que ha disputado en veintiséis encuentros. Llegó para marcar las diferencias y, salvo excepciones, no ha podido ser el líder que esperaba el club y la afición en verano. Sergi quiere que sea el cerebro del ataque de los suyos en un partido en el que el Mallorca está obligado a ganar para recortar los cinco puntos de desventaja respecto a la salvacióna falta de solo nueve encuentros.

Está por ver qué trato le dispensará la afición zaragocista a Culio, con el que tuvo un gran desencuentro en el pasado, pero parece que será con uñas y dientes. Cuando militaba en el Las Palmas, el zurdo se mofó de los maños, a los que acababan de apear en la eliminatoria de ascenso a Primera. «Popovic – técnico de los aragoneses- lo tenía muy armado, con Zaragoza festejándolo, pero los que lo festejamos hoy somos los canarios. Parad, parad, parad para hacer una foto, que van para Zaragoza con el c… roto», gritó con la afición amarilla. Eso fue en junio de 2015 y, paradojas del destino, firmaba por el Zaragoza apenas siete meses después de aquellas palabras.

Culio, que se apresuró a pedir disculpas al asumir su error, fue abucheado en su presentación, aunque después de dirigirse a la afición fue aplaudido. «Todos en la vida cometemos errores. Ustedes van a ver aquí en el campo qué tipo de persona soy. Voy a dar todo por esta camiseta, por este escudo que es lo más importante», dijo entonces. Pero apenas jugó doce partidos y su rendimiento fue discreto.

Ya como mallorquinista, en la semana previa al duelo de la primera vuelta, que finalizó en empate a dos, volvió a pronunciar unas palabras que molestaron en La Romareda. «Fue un error ir a Zaragoza porque mi familia no estuvo cómoda allí», aseguró en Marca. Este domingo regresa al feudo de los maños por primera vez desde que vistió de blanquillo en una semana muy triste para el jugador y que espera que termine con una alegría para los rojillos.

COMENTARIOS

Comentarios