Ciencias Económicas

Agua corriente: siguen los problemas a la espera de las obras

El departamento ejecutivo firmó un convenio con ENOHSA por 5 millones de pesos para solucionar la situación de dos pozos de agua. Está en proceso la licitación a definirse la próxima semana la adjudicación de obra.

La falta de agua en algunos barrios, y la baja presión en otros, producto del derrumbe y complicaciones en dos pozos de extracción de agua, motivó al departamento ejecutivo de la ciudad, buscar financiamiento para arreglar la problemática en la red de agua corriente. Es así que firmó un convenio con ENOHSA (Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento) por un total de 5 millones de pesos a fin de poder solucionar la situación de los pozos 12 (ubicado en 127 y 108) y el 19 (ubicado en 1 y 122), los cuales desembocan en los tanques principales.

Previamente, declaró la emergencia hídrica a través de un decreto que permitirá una contratación previa solicitud de ofertas a los proveedores con los que cuenta. La intención es que la obra pueda comenzar antes de terminar el mes de marzo. El presupuesto de poco más de cinco millones es para la reparación de los dos pozos, solicitan bombas nuevas, el montaje y la puesta en marcha. En ese presupuesto incluye el costo de 751 mil pesos para el pozo número 12 (el más chico) y cerca de 1 millón para la bomba del número 19.

Según trascendió desde algunos sectores del poder ejecutivo municipal, debido a la necesidad imperiosa de poder realizar estas obras, será el propio municipio quien afronte el costo económico en principio, hasta que llegue el subsidio correspondiente por parte del ente nacional.

El Secretario de Obras Públicas, el Arquitecto Emanuel Pérez Carrera, explicó que “la idea del decreto es acelerar el proceso de la contratación de la empresa para poder realizar la obra cuanto antes”. Asimismo, aseguró que la presión de agua está íntimamente relacionada con la cantidad de consumo del agua. «Creo que en ese sentido, el consumo es muy alto, dando casi un total de 500 litros de agua por día por persona, lo cual se acrecienta en el verano, donde el derroche es mayor y, al no haber medidores, no podemos tener un control exhaustivo del consumo per capita”, sostuvo el funcionario.

“El agua de la ciudad de Mercedes no está preparada para subir un tanque que está a seis metros. Tenés que tener que hacer una cisterna y no una bomba robadora porque eso es ilegal. No es lo mismo que el agua no suba al tanque y otra cosa es que no tengas agua en las canillas del garage, o las que llegan desde la calle. La problemática pasa principalmente por la falta de presión de agua, y no por el faltante de la misma. Desde el municipio se chequearon casos puntuales donde pudimos observar que agua había, pero faltaba presión para poder llenar el tanque automáticamente” agregó.

En cuanto al sistema de agua en Mercedes, el secretario de Obras Públicas manifestó que “para mantener la presión constante tendría que ser como una especie de anillo cerrado, eso fue uno de los proyectos que también salimos a pedir a Nación”. A lo que agregó que “como son obras relativamente grandes, la idea es salir a buscar financiamiento tanto en Nación como en Provincia para poder resolver esa problemática, ya que el municipio no puede afrontar por si solo ese tipo de obras. Por otra parte, también va a ser un plus la devolución de la obra de la calle 2 para poder continuar haciendo obras”.

Colaboración Mariano Oyarzú

COMENTARIOS

Comentarios