Ciencias Económicas

Comercios gastronómicos reabren atención en mesas sólo para mercedinos

Desde el sábado, confiterías, restaurante, bodegones, entre otros comercios gastronómicos de Mercedes tendrán una apertura protocolizada con reservas previas, al aire libre y sólo para mercedinos en sus locales comerciales. Anunciaron que los controles sanitarios serán estrictos con el fin de reactivar el sector y la recreación familiar.

A través de un encuentro con los medios de comunicación en la mañana del viernes, se anunció la reapertura de espacios gastronómicos y recreativos a base de reservas previas con un estricto protocolo socio sanitario. El Director de Turismo municipal, Martín Boragno, uno de los dueños de los comercios gastronómicos Oscar Gómez y el Gerente de la CEM, Ariel Pietrucha, explicaron cómo trabajará el sector comercial que podrá abrir desde la hora 11 hasta las 23:00.

Tras varias reuniones con dueños y representantes del rubro gastronómico, acordaron las formas de trabajar en un contexto decretado con Distanciamiento Social Obligatorio y medidas sanitarias para evitar la propagación del covid-19. Es así que determinaron que la atención será sólo para mercedinos, con reserva previa, al aire libre, sin poder usar barras, sectores internos, no podrá haber más de 4 personas por mesa (a excepción de convivientes declarados, es decir, grupo familiar que podrán ser hasta 6). Asimismo, acordaron que «no es para festejos ni agasajos, sino para recreación y especialmente reactivar el trabajo de un sector ampliamente golpeado». Los vecinos tendrán un número telefónico de denuncia si detectan alguna anomalía ya que el Comité de Crisis qexpresó «que si no se cumplen las pautas establecidas podría inmediatamente retrotraerse la medida».

Ante los medios, Boragno explicó que será desde el sábado para «todos los gastronómicos -bodegones, bares, pizzerías- que se adecuan a las normas socio sanitarias que apuntan al cuidado de la población en general”. Además recordó que mozos, camareras, cocineros y los dueños del establecimiento realizaron una capacitación con la Federación Gastronómica y Hotelera de la Argentina, para la aplicación de los protocolos COVID. «Se trabajó mucho en todo lo que tiene que ver con seguridad, para que las personas se sientan resguardadas y siempre con la expectativa de poder avanzar” indicó Boragno.

Por su parte, Oscár Gómez, representante del Bar Laurino, destacó: “estamos muy contentos de poder arrancar, luego de lo que fueron estos largos cinco meses. El objetivo es que los vecinos puedan tener una experiencia satisfactoria, que salgan tranquilos, que el que venga se sienta cuidado desde todos los lugares. Lo importante es que no salgan desesperados, que vayan tranquilos y con cautela, lo que nos permitirá ir avanzando cada vez más”.

COMENTARIOS

Comentarios