Ciencias Económicas

Frente Mercedino propone modalidad de «Consultas populares»

Los vecinos de nuestra ciudad podrán fomentar, apoyar o cuestionar medidas que los afecten en su conjunto, si prospera una idea del bloque de concejales del Frente Mercedino para la Victoria para impulsar el instrumento de las “consultas populares”.

El proyecto de ordenanza -con un amplio articulado técnico y sólida argumentación- será presentado por el bloque que preside Juan Ignacio Ustarroz en la sesión que el Honorable Concejo Deliberante realizará este lunes.

“La reforma tanto de la Constitución Nacional como de la Provincial, en 1994, creó la figura de la ‘Consulta Popular’ como un instrumento para ampliar la democracia y permitir la participación de los vecinos en lo que tiene que ver con medidas que los afecten en su conjunto, y a nosotros nos parece una herramienta muy valiosa para trabajar en nuestra ciudad”, expresaron los concejales del Frente Mercedino.

“La implementación de políticas profundas, que garanticen la participación popular, es fundamental para el afianzamiento de la democracia. Estamos en la obligación, como cuerpo legislativo, de abrir nuestras puertas para que todos puedan expresar su voz, tal como lo estamos viendo con el uso de la banca participativa”; dijeron.

Según el bloque, “esta herramienta sería muy útil, por ejemplo, para resolver la polémica instalada por el sistema de estacionamiento medido, en la que el intendente viene tomando medidas inconsultas desde su aplicación, desoyendo reclamos de vecinos y comerciantes e impidiendo un debate serio que derive en un diagnóstico”.

La Consulta Popular es considerada por la Constitución como un instituto de democracia semidirecta; y ya son mayoría las provincias que la han aplicado. En el caso de los municipios, el primero en utilizarla fue General Pueyrredón (Mar del Plata), en 1996. El Congreso de la Nación, en 2011, dictó a su vez la ley 25.432, con la que le da a la Consulta Popular dos opciones: vinculante y no vinculante. El proyecto del Frente Mercedino contempla las dos alternativas y le permite a la comunidad “asumir su capacidad decisoria en temas que la afectan en su conjunto”.

“Este instituto –agregaron desde el espacio político-, al que podrán convocar tanto el Ejecutivo como el Concejo Deliberante, alentará y fortalecerá la participación de los vecinos en el manejo de los asuntos públicos; desarrollando un nuevo mecanismo de control en el ejercicio del poder; y otorgará a las decisiones políticas trascendentes que de ella surja, una contundencia inédita en cuanto a su legitimidad”.

Para las consultas populares vinculantes (su resultado determina la validez de una ordenanza), el proyecto establece la obligatoriedad del voto; y no así cuando la consulta no es vinculante. “Ampliar los espacios de debate y escuchar todas las voces es fundamental en la construcción de una sociedad mejor, más justa, y por eso esperamos el acompañamiento de todos los bloques”, cerraron desde el FMpV.

 

 

 

COMENTARIOS

Comentarios

Comentar noticia