Ciencias Económicas

Llamado a la reflexión sobre el avasallamiento de las culturas originarias y el capitalismo

El sábado por la noche el ceramista Javier Moreyra presentó dos instalaciones: “aRAZA2” y “Montaje capital”. En la vidriera del “Taller del Sol” sus nuevos trabajos pueden apreciarse por varios días más.

Este sábado por la noche en el “Taller del Sol”, lugar donde generalmente pueden apreciarse algunas de sus obras cerámicas, Javier Moreyra dejó inauguradas un par de instalaciones artísticas con las que plantea la reflexión sobre el avasallamiento de la cultura originaria de estas tierras y la expansión invasiva del capitalismo. Una fue de carácter efímero y montada para la ocasión, con el título “aRAZA2”, mientras que la otra puede verse en la vidriera del espacio cultural de calle 18 entre 27 y 29 y se llama “Montaje Capital”.

El sábado por la noche fueron presentadas ambas obras, con la participación del propio artista y algunos invitados, como la reconocida docente Carmen Guinot, quien leyó algunas definiciones conceptuales sobre los términos “cultura” y “arrasar”.

En la vereda de calle 18 casi 27 se colocaron vallas para que el tránsito vehicular pudiera continuar y no se viera interrumpido, mientras la presentación se sucedía ante el público que se dio cita y fue acomodado en sillas, frente a la vidriera cerrada y el montaje “aRAZA2”, que consistía en una toldería natural con cueros de animales y palos, que cubría un televisor de grandes dimensiones –apoyado sobre libros– que reproducía un video sin cesar en el que se veía a un ícono de la cultura que el medio audiovisual impone como es Marcelo Tinelli, dando un saludo de “Buenas noches, América”; y otro aparato menor, recubierto con espejos y apagado.

Moreyra se presentó como ceramista ante todos e indicó que la idea que desarrolló en la instalación “aRAZA2” (por un cacho de cultura bicentenaria), lleva un tiempo: “Surgió con los festejos del bicentenario, es una reflexión de las culturas que se han perdido y lo que se ha ganado. Algo fue arrasado, algo queda, algo permanece. Por eso esa instalación es una toldería aborigen y un televisor que habla de una cultura que tenemos hoy y el llamado a la reflexión, para entender qué ganamos y qué perdimos”, dijo en la inauguración y luego presentó a Carmen Guinot, quien leería las definiciones de las palabras “arrasar” y “cultura” (“Echar por tierra, destruir” y “Conjunto de conocimientos que permite a alguien desarrollar su juicio critico; conjunto de modos de vida y costumbres, conocimientos y grado de desarrollo artístico, científico, industrial, en una época, o grupo social; conjunto de las manifestaciones en que se expresa la vida tradicional de un pueblo”, respectivamente), “para pensar un poco”, tal cual apuntaría Moreyra.

La instalación “Montaje Capital” tuvo como introducción un video breve que mostraba imágenes sobre el planeta Tierra en su esencia natural y su vida propia, con un destaque de sus características de vitalidad, hogar que acoje, complejidad, hermosura, finitud, y la intervención del hombre que la posee de mil formas, haciéndole daño. “Es nuestra madre, necesita ser salvada y merece la pena dar la vida por ella”, citó Moreyra sobre las conclusiones de este video dedicado a varias personas que dejaron su vida en luchas ambientalistas.

Tras la proyección del video se abrió por fin lentamente la vidriera del “Taller del Sol”, con la instalación “Montaje Capital” en sí, que muestra con piezas cerámicas de distinto tipo una serie de objetos que simulan una ciudad aplastada por un gran ser que la pisotea y está recubierto de monedas de oro, simbolizando al capitalismo.

Esta instalación podrá verse por varios días en la vidriera del espacio cultural ubicado en la calle 18 entre 27 y 29 de esta ciudad.

COMENTARIOS

Comentarios

Comentar noticia