«Todo lo hermoso es posible», primer libro del CPTI

Britos
Britos

El Consejo Provincial de Teatro Independiente se encuentra trabajando en diversos frente, además del apoyo a las compañías que hay en la provincia, los subsidios y las presentaciones propias acaba de anunciar la presentación de una línea editorial que le permitirá llevar adelante diversas publicaciones.

En ese sentido, el mercedino Fabián Morales, que es uno de los secretarios del área platense, anunció la primera publicación denominada: «Todo lo Hermoso es Posible» de Marcos Britos.

Sobre la obra, el autor, manifestó lo siguiente:

«El Consejo Teatral Independiente de la Provincia de Bs.As. decidió, además de sus muchas otras actividades, poner en práctica el funcionamiento de una editorial con libros, videos, CD y revistas para que a través de ellos mantengamos vivos los ideales del teatro independiente de la República Argentina. Sus protagonistas más representativos, desde su fundador el Señor Leónidas Barletta y autores, directores, actores y principalmente grupos que se han destacado de una manera admirable tanto en este país como en Latinoamérica y otras partes del mundo.

Decidimos comenzar con un grupo que a esta altura de los acontecimientos podríamos decir que es casi una leyenda. Me refiero al legendario teatro independiente denominado «Fray Mocho». Este libro es de un gran erudito sobre el tema, el señor Marcos Britos, quien los va a hacer viajar a través de sus páginas desde su fundación hasta su epopeya más audaz: la aventura de recorrer el país en aquellos tiempos convulsionados desde principios de enero hasta fines de noviembre del año 1954. En un colectivo que salió de Buenos Aires, con la decisión de recorrer el país de punta a punta llevando objetos, ropa, luces y sobre todo el arma mas importante para una travesía de esta naturaleza: el entusiasmo y el objetivo trascendental del teatro, que es el llevar a los espectadores a una reflexión sobre la sociedad, la familia, la justicia y sobre todo el lugar que el ser humano ocupa en el mundo en general y en nuestro país en particular, ya sea en una ciudad, en un pueblo y hasta incluso en una pequeña comunidad lejana en el norte, en el sur, en el este o en el oeste de la República Argentina.

Aquella gran definición que decía que el teatro es un lugar en donde la raza humana se piensa a si misma viéndose reflejada en un escenario, este grupo la cumplió en toda la extensión del territorio argentino, trayendo además de esa increíble aventura el agradecimiento de los espectadores, muchos de ellos analfabetos, que los impulsó a continuar su tarea hasta el año 1962. A pesar de sufrir atentados en plena dictadura y de distintos acontecimientos desfavorables en los cuales yo estuve presente cuando empecé mi actividad teatral en Buenos Aires, allá por el año l972 en ese grupo que funcionaba en una sala ubicada en la calle Cangallo (hoy Perón) entre Paraná y Montevideo, donde actualmente funciona una playa de estacionamiento.

En lo personal, gracias Fray Mocho y a sus integrantes por enseñarme muchas cosas que prevalecen en mí hasta el día de hoy, luego de 50 años de actividad. Junto con mis compañeros del Consejo Provincial de la Pcia. de Bs.As. los invitamos a conocer en detalle las obras y los integrantes que seguramente cambiaron con el tiempo, las ciudades y los pueblos donde este grupo visionario ha sembrado semillas que sus seguidores continuaremos y continuaran por siempre.

Semillas de ética, disciplina e ideales: esas banderas de independencia de religiones, políticas, estéticas, raciales y cualquier otro condicionamiento que coarte su libertad.»

COMENTARIOS

Comentarios

También podría interesarte

Comentar noticia