Municipalidad

El acompañamiento del gobierno local sigue creciendo en Casa del Niño

(MM) La casa del Niño sigue creciendo y comprometiéndose con los chicos de la ciudad y cada vez son más las actividades que les proponen. Al hogar asisten chicos de entre tres a doce años de edad cuyos papás trabajan y están fuera de sus casas. Allí, los alumnos realizan las tareas escolares y reciben las comidas básicas, según el turno que corresponda. Al finalizar su jornada, asisten al colegio y hasta allí son trasladados por un colectivo municipal.

Tal como viene sucediendo desde el inicio del gobierno de Carlos Selva, la Casa del Niño es sinónimo de excelencia y buena educación para los nenes que asisten allí. Todas las áreas quedan cubiertas por el personal de la institución: salud, acompañamiento psicológico y social, actividades físicas, apoyo escolar, recreación, actividades al aire libre y comidas.

“Aquí trabajan 21 personas, todas empleadas municipales, que están comprometidos con los chicos que vienen diariamente. La matrícula actual es de 110  niños, en total en los dos turnos, que reciben atención, tanto escolar como personal”, explicó Liliana Gutiérrez, directora de la Casa del Niño.

Durante las vacaciones de verano, el CEF nº40, junto al concejo escolar, organizó un año más la colonia de verano. Teniendo en cuenta que el hogar tiene una pileta de natación y un salón de usos múltiples de gran amplitud, las actividades se desarrollaron en el agua y aprovechando el aire libre.

El gobierno local aporta continuamente y de manera diaria el aporte necesario para comprar los diferentes insumos necesarios. Liliana Gutiérrez que “tan sólo en el verano, cuando la matrícula disminuye, el municipio aporta cada día cinco kilos de facturas y cinco kilos de pan. Durante el año estas cantidades se duplican. Además, nos designa 20 kilos de carne por semana para que los chicos coman variado, asesorados por una nutricionista”.

Varias son las áreas que designan tiempo y personal para trabajar conjuntamente con la Casa del Niño. Una de ellas es la Dirección de Deportes que destina profesores de gimnasia dos veces por semana en ambos turnos para realizar actividades físicas con los chicos. En cuanto a materia de salud, la Dirección de Salud se encarga de vacunar a los chicos, según las libretas sanitarias que deben llevar los padres, y realiza planes de vacunación para los empleados de la institución.

“El apoyo del área de Servicios Públicos es muy importante para nosotros porque todos los trabajos de mantenimiento, plomería, gas, cloacas y demás desperfectos que surgen son arreglados por personal municipal y siempre están dispuestos a ayudarnos. Cabe destacar también que sin el apoyo de la cooperadora de la Casa del Niño no se podrían realizar todas estas actividades y ofrecer tal bienestar a los chicos aquí adentro”, agregó Gutiérrez.

La Casa del Niño crece año a año y el gobierno local acompaña cada actividad aportando diariamente, no sólo recursos económicos, sino también el personal adecuado para cada una de las necesidades que surjan; entendiendo que los niños son la prioridad.

 

 

COMENTARIOS

Comentarios

También podría interesarte

Comentar noticia