Un padre se manifest贸…

Un accidente en pelotero despierta preocupaci贸n sobre c贸mo funcionan y reaccionan

radiografia-garrahan

Un accidente, como podr铆a haber sufrido cualquiera de nuestros ni帽os, padeci贸 una peque帽a mercedina en un lugar de entretenimiento, para fiestas y cumplea帽os. El hecho termin贸 de la peor manera: la peque帽a fue intervenida en el Hospital Garrahan por la gravedad de la quebradura vivida tras caerse de un toro mec谩nico.

El padre de la ni帽a aprovech贸 las redes sociales para narrar el asunto. El accidente, como tal, es evitable, pero, cuando sucede, se espera un actuar acorde. En esta ocasi贸n la familia da cuenta de los hechos y su profunda preocupaci贸n por c贸mo finalizaron los acontecimientos y aprovechan su desgracia para alertar al resto de los padres, invit谩ndonos a todos a estar atentos.

Cristian, pap谩 de la peque帽a, coment贸:

鈥淪iempre consider茅 que las redes sociales no son un buen lugar para dar a conocer desgracias y malos momentos. La victimizaci贸n es un estilo que est谩 muy lejos de mis pr谩cticas sociales habituales. Son entonces otros objetivos los que me llevan a hacer p煤blica una situaci贸n que hemos vivido con mi familia hace unas semanas.

Estoy convencido de que es mi deber como ciudadano y vecino de Mercedes, hacer todo lo posible para advertir al mayor n煤mero de personas posibles sobre la peligrosidad y negligencia con la que act煤a un reconocido comercio de nuestra ciudad dedicado a los eventos infantiles: el pelotero 鈥渋lusiones鈥.

Mi hija menor asisti贸 a este lugar al festejo de cumplea帽os de una compa帽erita de la escuela. Dicho establecimiento tiene como 鈥渏uego de recreaci贸n鈥 un toro mec谩nico, el cual es utilizado tanto para los mayores como para los menores de edad. El juego consiste en subir a los chicos al toro y despu茅s de un tiempo determinado, arrojarlos del mismo de forma violenta. Con el agravante de permitir que arriba del juego est茅n montados 2 y hasta 3 ni帽os (se pueden ver im谩genes ilustrativas en la p谩gina del comercio). Producto de esta situaci贸n irregular, mi hija (que estaba con otra compa帽era arriba del toro) cay贸 y sufri贸 una grave fractura en su codo izquierdo que determino un traslado de urgencia al Hospital Garrahan para ser intervenida quir煤rgicamente ya que la fractura compromet铆a seriamente una arteria que interrump铆a el pulso de su mano. El resultado fue la colocaci贸n de 3 clavos en el codo y el compromiso de un nervio que afecta el movimiento de tres dedos.

Ustedes se podr谩n imaginar el momento de dolor que tuvo que soportar una ni帽a de 11 a帽os, al punto que en el Hospital local tuvieron que inyectarle morfina para calmarla un poco.

Hoy, gracias a la atenci贸n recibida y al amor de su familia y amigos, Guada se est谩 recuperando favorablemente. Pero perdi贸 un mes de clases, est谩 limitada f铆sicamente, no puede ir m谩s a v贸ley con sus amigas ni tocar la guitarra con su pap谩.

La angustia sufrida por todos nosotros en estos d铆as nos pone ante la obligaci贸n de hacer p煤blica esta situaci贸n para que nadie tenga que pasar por algo as铆. Todos tenemos un hijo, un hermanito, un sobrino o nieto que alguna vez puede asistir a este lugar y quisi茅ramos que lo cuidasen como se merecen, responsablemente, ya que estamos dejando en manos de esta gente lo m谩s preciado que tenemos: nuestros ni帽os.

Por si todo esto fuera poco, recibimos por parte de la due帽a del local un trato deshumanizado que se limit贸 a una llamada telef贸nica y mandarnos a hablar con su abogado que, por otra parte, nunca nos atendi贸.

Si usted, se帽ora o se帽or, piensa dos veces antes de contratar el servicio de 鈥渋lusiones鈥 o confiar el cuidado de sus ni帽os en manos de esta gente, nuestro objetivo estar谩 cumplido.鈥

El padre manifest贸 la preocupaci贸n ante los hechos y por medio de 茅ste comunicado grafic贸 la situaci贸n que ning煤n padre desear铆a vivir.

 

COMENTARIOS

Comentarios

Tambi茅n podr铆a interesarte

Comentar noticia