Medio ambiente

El tema ambiental en la localidad de Carmen de Areco – Provincia de Buenos Aires

Cristián Frers* – Desde el año 2005 estuve intentando implementar en la localidad la elaboración de una política ambiental municipal, que satisfaga las necesidades en todos los sectores de la vida local. Es importante que cada sector de la comunidad haga un balance del entorno sobre el proceso histórico de desarrollo regional. También se debe exigir elaborar un diagnóstico actualizado, definiendo cómo esa realidad ambiental es afectada hoy por su entorno económico, social, cultural, institucional de la Provincia y de la Nación, cosa que NUNCA ocurrió en Carmen de Areco.

Muchas veces la falta de coordinación y de planificación de las acciones de los gobiernos derivó en una total ineficacia de sus políticas, y significó, -en las cuestiones de ambiente y de infraestructura- la necesidad de volver al principio, a cero. Por ejemplo, las escasas veces que se establecieron medidas anticontaminantes de los cursos de agua, se acciona contra diversas empresas, pero no se tienen en cuenta los basureros a cielo abierto, que siempre se encuentran a la vera de los ríos o donde se vierten líquidos cloacales sin tratamiento alguno, o simplemente se fugan efluentes con la complicidad de ciertos funcionarios cómplices.

Las políticas ambientales, sobre todo aquellas dirigidas a frenar el daño que causa la contaminación, si se emprende una campaña, no se pueden dejar fisuras o empezar por pequeñeces. No sirve llevar los jardines de infantes a juntar papelitos, mientras se deja que una poderosa industria desvíe su efluente contaminante de la planta de tratamiento. No es eficiente hacer un llamado a la adhesión voluntaria de un plan de producción limpia, al que acudirán los que siempre colaboran, pues aquellos a quienes la producción limpia no les interesa seguirán contaminando libremente.

La política debería hacer sustentable el proceso de desarrollo, velando por el derecho a vivir en un ambiente libre de contaminación, con la protección necesaria, la preservación de la naturaleza y la conservación del medio ambiente. Su fin último debe ser mejorar la calidad de vida de sus habitantes y de las próximas generaciones futuras.

Durante años puse mi empeño en minimizar la contaminación con fósforo en las aguas del río Areco, creando un humeral artificial con plantas semi acuáticas o acuáticas, pues el fosforo en las aguas de ríos produce contaminación y deja de ser un nutriente. Con el vertido continuo de detergentes, pesticidas, fertilizantes y aguas residuales urbanas e industriales, en muchas cuencas fluviales se añaden “cantidades desorbitadas” de fósforo, que se está acumulando mucho más rápidamente que otros elementos pues un análisis de agua realizado en el 2006, dio 1,12 ppm, parte por millón de fósforo en agua en el Municipio.

Después de años de impulsar políticas de reciclaje y pidiendo que se diera origen a una Planta de Reciclaje para tratar la basura eliminada en los distintos basureros a cielo abierto de la localidad, es “probable” que la Planta esté “construida” en el 2019, pero hace meses que no se encuentra en funcionamiento; “Por qué?” Habría que preguntarle al Intendente y a los diferentes “políticos” de la ciudad. Es posible que no tengan ni idea de cómo funciona una Planta de Reciclaje ni cómo llevar a cabo políticas adecuadas.

Durante los diez años que viví en la localidad, presenté un interesante proyecto que tenía como fin fabricar un bote hecho de botellas plásticas. Esto tenía como objetivo fomentar el reciclaje y rescatar un número importante de envases de plástico, siendo éstos uno de los principales contaminantes en la actualidad. Se puede escuchar el proyecto en el siguiente link  http://www.sincopenoticias.com.ar/2012/02/10/un-bote-de-botellas-el-proyecto-para-reciclar/

Hace tres años y medio que me fui de la localidad, buscando TRABAJO; en el año 2019, nada cambió: todo sigue igual en el Municipio. Como dije, la gestión del actual gobierno municipal de Carmen de Areco demostró nula capacidad para llevar a cabo una política eficiente contra este problema que me preocupa, como, por ejemplo eliminando los focos de polución y aplicando sanciones administrativas en contra los infractores de las diferentes normas que regulan el ecosistema.

El diseño e implementación de una política en este tema se erige como una condición capital para lograr la equidad, el desarrollo económico y el cuidado del ambiente. Dicha política deberá reunir características de estabilidad a través del tiempo, una consistencia con el desempeño general y con la consideración de las capacidades de liderazgo público y privado, así como de las condiciones económicas, políticas y sociales municipales. El éxito de la gestión ambiental deberá fundarse en una clara definición de objetivos y prioridades, además de ser congruentes con las necesidades reales de la sociedad.

* Cristián Frers – Técnico Superior en Gestión Ambiental y Técnico Superior en Comunicación Social (Periodista).

COMENTARIOS

Comentarios

También podría interesarte