fbpx
Noticias y Servicios - Mercedes | 15 septiembre 2019
Pol铆tica Nacional

Para La Naci贸n «Wado» es el hombre de confianza de Alberto Fern谩ndez

Eduardo «Wado» De pedro, el mercedino diputado nacional, volvi贸 a ser parte de la escena nacional en primera plana. En esta ocasi贸n Diario La Naci贸n de la edici贸n de este domingo le dedica una p谩gina como «el hombre de confianza de Fernandez».

Seg煤n el diario el mercedino cumpli贸 un rol importante en el armado y uni贸n del peronismo y, ahora, se convirti贸 en un interlocutor de m煤ltiples sectores con miras a un posible gobierno de Alberto Fern谩ndez.

La nota, firmada por Gabrial Sued, es la siguiente:

Ocurri贸 el mi茅rcoles a la noche, en el Hotel Sheraton de San Miguel de Tucum谩n, en una celebraci贸n de la Uni贸n Industrial. Un empresario se acerc贸 a Eduardo «Wado» De Pedro, uno de los dirigentes que viajaron con Alberto Fern谩ndez desde Buenos Aires, y, aprovechando el aire de cordialidad que se respiraba, le pregunt贸 si 茅l era el «comisario pol铆tico de Cristina». Ante la respuesta negativa, el hombre de negocios insisti贸: «Bueno, pero viniste como su representante». El dirigente de La C谩mpora pens贸 unos segundos y le dijo: «No, tampoco. El representante de Cristina es Alberto».

Cuando falta un mes y medio para las elecciones generales, y ante la reserva con la que se maneja el candidato presidencial del Frente de Todos respecto de los nombres de su eventual gabinete, pocos saben con certeza cu谩l ser谩 el destino de De Pedro, exsecretario general de la Presidencia, en un gobierno de Fern谩ndez. Pero todos en la coalici贸n opositora coinciden en que este dirigente de 42 a帽os, con una vida de pel铆cula, ocupar谩 un lugar de mucha influencia y peso pol铆tico en la etapa que viene.

No es un pron贸stico arriesgado. Es resultado del an谩lisis del papel que interpreta hoy el diputado por la provincia de Buenos Aires, uno de los dirigentes de La C谩mpora de mayor confianza de Cristina y de M谩ximo Kirchner. Wado, a secas, como lo llaman en el mundo de la pol铆tica, participa en buena parte de las reuniones que mantiene Fern谩ndez. Fue tambi茅n fundamental en el acuerdo electoral con el Frente Renovador, de Sergio Massa. Es, en definitiva, una pieza clave de la fuerza con m谩s posibilidades de gobernar a partir del 10 de diciembre.

Aunque su jefe pol铆tico sigue siendo M谩ximo, Wado se acopl贸 como ning煤n otro dirigente del cristinismo puro al esquema de Fern谩ndez. Hablan casi todos los d铆as y se re煤nen m谩s de una vez por semana, sin excepci贸n. Referente del ala moderada de La C谩mpora, cumple una tarea de articulaci贸n pol铆tica entre los distintos sectores que integran el frente. Tambi茅n es un canal de di谩logo con sindicalistas y empresarios. No es todo: como abogado, exempleado del sindicato de judiciales e integrante del Consejo de la Magistratura, tiene una red amplia de contactos con el universo judicial.

Los nexos de Wado con el mundo empresario quedaron expuestos el mes pasado, cuando se conoci贸 que hab铆a organizado la reuni贸n entre Fern谩ndez y Marcos Galperin, el due帽o de Mercado Libre. El empresario lo contact贸 este a帽o, por medio de colegas del sector que hab铆an conocido a De Pedro en su paso por la Secretar铆a General de la Presidencia, entre 2013 y 2015. Hablaron por tel茅fono varias veces y, tras el triunfo del Frente de Todos en las PASO, Galperin le pidi贸 que armara un encuentro con el candidato presidencial. Los empresarios suelen elegirlo como interlocutor. «Nosotros somos peronistas. Creemos en la comunidad organizada, con gremios y empresas. Trabajamos por un modelo de pa铆s en el que haya trabajo para todos, y el trabajo lo dan los empresarios. La C谩mpora cree en eso», les aclara 茅l a los que lo miran con desconfianza.

驴Qu茅 tiene Wado? «Es el menos trosko de los nuestros, m谩s parecido a un peronista cl谩sico», lo define un diputado de La C谩mpora, y destaca una virtud por la que es muy valorado en la organizaci贸n: «Habla con todos, pero nunca pierde de vista cu谩l es su terminal. Hay algunos que se ponen el traje de operadores y terminan jugando la propia, o se contagian y terminan representando los intereses de los tipos con los que hablan, como Paladino [Jorge, delegado personal de Per贸n durante su exilio]. 脡l siempre defiende a Cristina y a M谩ximo».Ads by

Aunque no suele poner su historia por delante, en la agrupaci贸n a nadie se le escapan su origen ni su trayectoria. Hijo de Enrique De Pedro y Lucila Revora, dos dirigentes peronistas desaparecidos, Wado se crio en Mercedes, con sus t铆os maternos y sus primos, a los que considera sus hermanos. Lleg贸 ah铆 despu茅s de que lo secuestraron junto con su madre, el 11 de octubre 1978, en un operativo comando en una casa de Floresta. Los militares acribillaron el ba帽o en que se escondieron. 脡l ten铆a casi dos a帽os y salv贸 su vida de milagro, porque su mam谩 lo meti贸 dentro de la ba帽era y lo cubri贸 con su cuerpo.

«Tenemos un paquete para la familia Revora», le dijeron al cura p谩rroco de Mercedes, que lo fue a buscar al cruce de las rutas 5 y 41, el 13 de enero de 1979, despu茅s de tres meses de cautiverio. Integrado a la agrupaci贸n Hijos, de adolescente organiz贸 un escrache a Alfredo Astiz y, el 20 de diciembre de 2001, fue detenido y torturado por la polic铆a, en la represi贸n que termin贸 con la salida de Fernando de la R煤a. En el peronismo no kirchnerista tambi茅n lo aprecian. «Es duro negociando, pero es c谩lido en lo personal, cumple la palabra y no filtra las conversaciones. Pod茅s estar hablando un a帽o seguido con 茅l sin que nadie se entere», dice un dirigente que negoci贸 con 茅l, y cuenta que en esas conversaciones en privado Wado habla con fluidez, sin tartamudear como lo hace en p煤blico.

La disfluencia, el trastorno que De Pedro padece desde chico, lo forz贸 a un perfil bajo. Habl贸 un par de veces en la C谩mara de Diputados, pero no qued贸 conforme y prefiri贸 no hacerlo m谩s. Hace algunos a帽os un neur贸logo muy conocido le ofreci贸 un tratamiento que pod铆a acelerarle el habla, pero a costa de aletargarle un poco sus razonamientos, una suerte de ecualizaci贸n. «Mejor no, dejame pensando r谩pido», respondi贸 茅l.

La derrota de 2015 lo golpe贸 m谩s que a otros dirigentes de La C谩mpora. 脡l hab铆a tenido responsabilidades de gesti贸n, entre ellas, el v铆nculo con el Poder Judicial, que encabez贸 su entonces socio, el exsecretario de Justicia Juli谩n 脕lvarez. Es una de las facturas internas que suelen pasarle.

El viento cambi贸 r谩pido. Una de las negociaciones que mejor cotiz贸 a Wado fue la que, a fin del a帽o pasado, permiti贸 arrebatarle un lugar al oficialismo en el Consejo de la Magistratura. Junt贸 los votos de los gobernadores y de los bloques peronistas. «En t谩ndem con Graciela [Cama帽o], 茅l confi贸 y jug贸, aun a riesgo de que le saliera el tiro por la culata, y se banc贸 en la espalda a todo su espacio», lo elogian en el Frente Renovador.

Fue un antecedente clave para la unidad electoral. Wado mantuvo el di谩logo con Massa, incluso cuando M谩ximo lo hab铆a interrumpido. En sociedad con Ra煤l P茅rez, dirigente de confianza del jefe del Frente Renovador, pulieron la conformaci贸n del frente en largas sobremesas en su casa de San Telmo y en su quinta de Mercedes, donde creci贸 y donde, desde 2015, gobierna su hermano de crianza, Juan Ustarroz. Su crianza all铆 le dio un perfil singular dentro de La C谩mpora. Tras heredar un campo de su madre, se desarroll贸 como productor agropecuario, actividad que a煤n realiza. Hace unos a帽os hizo una Maestr铆a en Administraci贸n y Pol铆ticas P煤blicas en la Universidad de San Andr茅s, pero todav铆a no entreg贸 la tesis. Puede que el a帽o que viene tampoco tenga tiempo de hacerlo.

Por: Gabriel Sued

COMENTARIOS

Comentarios