Noticias y Servicios - Mercedes | 29 septiembre 2019
En las escuelas de S. A. de Giles

La Apasionante vida del Padre P.J. Granereau y el origen de las Escuelas de Alternancia

Por Oscar Dinova – Este viernes 27 por la mañana fuimos invitados por la docente Yamila Vega del CEPT N° de San Andrés de Giles para dar una Charla sobre la apasionante vida del Padre P. J. Granereau, nacido en 1885 en el sudoeste de Francia y que después de una intensa búsqueda personal creara, en 1935 junto a Jean Peyrat, un padre de familia, el ya conocido sistema rural de escuelas de alternancia, principal método educativo del campo francés (con 35.000 alumnos) y de presencia en decenas de países de tres continentes.

Una vida de lucha, sacrificio y enormes logros que hicieron disfrutar a los jóvenes de 3er y 4to año, que escucharon entusiastas las innumerables anécdotas, plenas de humor y sapiencia de un creador pedagógico fuera de serie. Generador no sólo de una cadencia formativa (la alternancia propiamente dicha) sino también del rol conductor de padres y comunidad en la cogobierno de la institución, los planes de investigación, la autodisciplina en convivencia, las pasantías y proyectos productivos entre otros logros.

Los directivos, docentes y padres presentes en la charla también se deleitaron y participaron de una historia donde se reflejaron innumerables vivencias y donde identificaron sus propios esfuerzos y objetivos logrados, a través de los 30 años de vida del CEPT N° 2. Recuerdos que nos trajo, la siempre vivas presencias de Luis “Cachito” Vermineti, Rosario Rojo y Laura Fernández, padre y docentes de esta institución a cuyas memorias fue dedicado este Encuentro educativo.

Agradecemos  a Elba Wasinger, directora del CEPT y en su nombre a todos los miembros de esta querida institución que fue mi casa durante muchos años, entre los cuales cuento los tiempos fundacionales, inolvidables momentos que me acompañan desde aquel ya lejano 1989 en el que nacía un lugar para el encuentro, la educación y la esperanza de cientos de familias y jóvenes argentinos.

Un proyecto de vida por el que vale la pena seguir creyendo.

COMENTARIOS

Comentarios