Ciencias Económicas

Vecinos Barrio San Jorge presentaron reclamos a través de la banca participativa

El cuerpo deliberativo recibió en la sesión del martes pasado a la profesora Mónica Tirone, vecina del barrio San Jorge, que en nombre de un grupo de vecino de la zona, presentó un reclamo en la banca participativa. La problemática planteada por la vecina está relacionada con una pérdida de agua potable a partir de caños rotos, problemática que planteron y solicitaron su solución entre los puntos presentados en el petitorio entregado en enero pasado.

“Vengo en representación de los vecinos del Barrio San Jorge, de algunos vecinos del cuartel VIII y de Altamira. Los 89 firmamos un petitorio presentado el 29 de enero de este año. En el punto 8° tocabamos el tema que hoy vengo a exponer. Un problema que vengo a plantear es de muy larga data en el barrio San Jorge. Los viejos vecinos dicen que hace aproximadamente 40 años que lo padecemos”, explicó Mónica que en aquellos años era la quinta familiar y que hoy es su domicilio.

“Hace más de 40 años, mi papá volvía de la quinta con berro. Ese berro crece desde hace décadas en el agua potable que se pierde por los caños rotos. Esto no es un problema de hace dos días. Es un problema muy viejo. Uno de los vecinos, ya fallecido, Cámpora, hace diez años fue el que me acompañó a presentar uno de los primeros reclamos. El intendente de entonces, visitó la calle con otros señores y verificaron con sus propios ojos los que veníamos diciendo. El caño estaba todo podrido y que por eso, drenaba el agua potable”, agregó Tirone.

“Me refiero a la cañería que corre debajo de la zanja, en la calle 108 entre 125 y 139. Para los que no conocen el barrio, la 139 es la primera paralela a la Ruta 41. En dirección a la ruta 41, a mano izquierda. Es sobre la vereda donde están los varios pozos que extraen el agua con motores”, describió la profesora ante los concejales presentes en la sesión.

“Venimos a presentar este problema, para que, al tomar conciencia de lo que sucede, puedan lograr ante el Ejecutivo municipal que se realicen las obras. Ya hemos tenido con un ejecutivo municipal en el año 2011. Cuando vieron la cantidad de pérdida de agua a lo largo de la cañería, la respuesta fue, ‘es una obra muy cara’. En el mismo momento, yo personalmente le respondí al entonces Intendente que si a uno se le cae el techo de la casa, no te ponés a cambiar las marimoñas por otras o a cambiar las cortinas, lo que haces primero es arreglar el techo. El agua es demasiado importante para la vida humana como para que la estemos dejando perder”, destacó Tirone.

Más allá de la intervención en la sesión del cuerpo legislativo, que conformará un expediente para que los concejales lo trabajen en las comisiones correspondientes, el planteo está registrado en el punto 8 en el petitorio que conformó expediente 482 del 2021 ante el departamento ejecutivo, con copia al legislativo en febrero pasado.

COMENTARIOS

Comentarios