Noticias y Servicios - Mercedes | 25 octubre 2013

PODEMOS: «Que los funcionarios públicos ganen lo mismo que un docente»

PoDeMos-Mercedes

PoDeMos Mercedes

Hoy nos encontramos frente a una gran crisis de representación de las viejas estructuras político-partidarias, como así también una gran desconfianza en la clase política que desde hace años se mantiene en el poder, cambiando de camisetas según sus conveniencias personales.  Presidentes millonarios, Intendentes eternos, gobernadores feudales, senadores y diputados vitalicios y concejales atornillados.

Ante esto podemos observar que lo que fue el grito popular del 2001 “que se vayan todos” no fue lo suficientemente fuerte como hacerlo realidad, y hoy nos encontramos que los mismos que fueron culpables de la mayor crisis política, económica y social de nuestra historia sigan formando parte de los distintos poderes del estado.

Por otro lado nos encontramos con la realidad que nos indica que se destinan millones y millones de pesos de los presupuestos nacionales, provinciales y locales al pago de salarios y viáticos, tanto de los funcionarios de los poderes ejecutivos como de los legisladores y su grupo de asesores.  La utilización del dinero público aportado por el conjunto de la ciudadanía a favor de esta aristocracia política no hace mas que retrasar o suprimir la inversión en el mejoramiento de las escuelas públicas y los hospitales, manteniendo una rueda que cada día se hace mas difícil de frenar.

Conocemos la ley y la organización del  estado, y somos consientes que desde el HCD se vuelva dificultoso llevarlo adelante, pero por eso debemos callarnos y dejar de proponerlo. La regulación de los salarios es una potestad exclusiva del Poder Ejecutivo, que a través del Duhaldismo modificó la ley que permitía a los HCD debatir y decidir sobre el salario tanto de los trabajadores municipales como de los funcionarios de los poderes Ejecutivo y Legislativo.

Podemos continuar argumentando sobre este tema, pero se haría muy extenso, es por eso que venimos a proponer un proyecto basado en experiencias de la historia y de compañeros que lo han realizado, como es el caso del Legislador provincial de Neuquén Raúl Godoy, obrero de la fábrica recuperada ZANNON, quien una vez asumida su banca, decidió que cobraría lo mismo que venía cobrando en la fábrica, además de prestar en la legislatura provincial un proyecto similar al que venimos a plantear.

 

La militancia política y el cumplimiento de funciones públicas y electivas no son una obligación para nadie, mas bien todos los que militamos en política lo hacemos porque lo hemos decidido, y durante todo el proceso que va desde los inicios de la militancia hasta la posibilidad de acceder a un cargo público hemos vivido a partir de nuestros salarios como trabajadores, entonces nos preguntamos, porque una vez que se asume cierta función pública deben ganar más del doble o triple, si la participación en la política debe ser vocacional y no debemos ver en ella una salida laboral o de crecimiento económico personal.

Frente a todo lo expuesto es que vemos necesario que los políticos ganen lo mismo que un docente, que son quienes dejan día a día el cuerpo para formar a las futuras generaciones, y así ir avanzando hacia un cambio de la cultura política, donde todos aquellos que toman las decisiones sobre nuestro pueblo vivan en las mismas condiciones, lo que les permitirá observar una realidad que muchas veces no ven por culpa de los vidrios polarizados de sus autos importados.

 

Para terminar decimos que esto es el puntapié inicial de un debate mucho mas amplio que debemos comenzar a darnos seriamente y que desde ya que parte de nuestra lucha es la de igualar para arriba, continuando la lucha por un salario para los trabajadores que sea como mínimo igual a la canasta básica, pero no la que nos dice el Indec, sino la real

COMENTARIOS

Comentarios

Comentar noticia