Homenaje en vida

A pedido de los vecinos la calle 21 entre 2 y 110  lleva el nombre “Maestro Roberto Otermín”

Quien fuera maestro rural, concejal, consejero escolar y presidente de la Sociedad de Poetas y Escritores Mercedinos, fue homenajeado por sus vecinos con la colocación de su nombre en la calle donde supo organizar reuniones vecinales. Otermín, emocionado, agradeció el distinción recibida a pocos días de cumplir 89 años.

 

En sus años de Concejal Roberto Otermin decía que los homenajes debían hacerse en vida para que el homenajeado pudiese disfrutarlos. Esto caló hondo en sus vecinos que decidieron hacerle uno a pocos días de cumplir 89 años. En la tarde de este viernes, Otermin fue centro de aplausos y emociones cuando sus propios vecinos descubrieron el cartel que resalta su nombre y hace efectiva la ordenanza de imposición del nombre «Maestro Roberto Otermin» a la calle 21 entre 2 y 110.

Supo ser maestro rural, concejal y Consejero Escolar, publicó varios libros como escritor de relatos y poesías, fue presidente de la Sociedad de Poetas y Escritores Mercedinos “Ismael M. Siri”, y desde un año, sus colegas de las letras lo nombraron presidente honorario. Otermín es querido por sus vecinos que hace unas semanas presentaron ante el Concejo Deliberante una propuesta formal para que la calle en la que vive lleve su nombre. Una forma de homenajearlo y de devolverle lo que Roberto hizo por ellos en los últimos cincuenta años.

En la tarde de este viernes se realizó el homenaje en vida a Roberto Otermín. Sus vecinos pidieron en julio pasado que la calle 21 entre 2 y 110 lleve su nombre y así hacerle el merecido homenaje “por ser una persona de bien que ha transitado por distintos sectores de la sociedad mercedina”. Durante el acto se leyó la carta que los vecinos elevaron ante el Concejo Deliberante. La elección del nombre fue “Maestro Roberto Otermín” para la calla, ya que representa fielmente “la integridad profesional” que el escritor tuvo como maestro rural la que ejerció desde sus primeros años de juventud para terminar su carrera como docente como inspector.

“También su vida ha estado ligada a la solidaridad en bien de sus semejantes, trabajando siempre para la comunidad, hasta el presente. Integra desde hace años la Sociedad de Poetas Mercedinos, ya que cuenta en su haber con varias obras literarias dedicadas especialmente a su trayectoria de maestro rural. También ha participado en varias instituciones de bien público, siendo una de ellas el Consejo Directivo de la Asociación de Bomberos Voluntarios. Otras de sus destacadas participaciones sociales fue la política, llegando a ocupar un cargo público dentro del Honorable Concejo Deliberante de Mercedes representando a su viejo y querido partido: la Unión Cívica Radical”,

“Referente del vecindario, además de velar por el bienestar del mismo, ha encabezado desde hace cuarenta años los festejos del barrio de la calle 21 entre la avenida 2 y la 110. Junto a un conjunto de vecinos, muchos de los cuales hoy no están entre nosotros organizaban la fiesta popular de despedida de año, evento de trascendencia en nuestra ciudad que incluía más del 90% de los vecinos de la calle 21 y que requería solicitar la autorización de la comuna para el corte de esa arteria. Hoy a pesar de su edad – el lunes 16 cumple 89 años – y algunos problemas de salud sigue haciéndolo en su casa con un grupo más reducido de vecinos para compartir almuerzos, cenas o el popular chocolate con churros y pasteles o el clásico locro para el 25 de Mayo y el 9 de Julo”.

Leído el pedido de los vecinos, representantes del Regimiento N° 6 dirigieron unas palabras del homenajeado, lo mismo hicieron Gloria Belmonte y el Intendente Juan Ustarroz. En nombre de la familia, Susana, una de sus hijas, agradeció a los presentes. Finalmente fue el mismo Roberto el que habló ante los presentes.

Emocionado dijo: “Me han dado una emoción tremenda. Hoy me sorprenden con este acto y qué les puedo decir. Me siento un rey. Nunca fui rico, nací pobre y creo que soy de clase modesta. Tengo una modesta casa que es fruto de los pocos pesos que dejaron mis padres. He plantado árboles, he tenido cuatro hijos, he escrito cuatro libros y como dice el poeta, son necesarias las tres cosas. Yo las he cumplido. No sé si las he cumplido honestamente. Pero siento orgullo de que en todas las instituciones en las que he estado y en mi trabajo, he sido siempre honesto. No sé si eficiente, pero honesto. Por eso, cuando acuesto mi cabeza sobre la almohada, puedo decirles que lo hago con mucha paz. Vivo en paz. No le debo a nadie, nada. No tengo deuda con nadie. Solamente la de ustedes. Tengo la virtud, o la suerte, de ser muy rico por todo lo que me reconocieron. Esa es una riqueza que no se logra con dinero. Solamente se logra porque han aplaudido una existencia eficiente y de una figura, por lo menos, importante. No creo que me merezca todo esto, pero si ustedes creen que necesariamente lo deba recibir, no sé cómo se los puedo agradecer. Solamente les puedo decir que tengan mucha suerte, que nos veamos en otra oportunidad. A todos los presentes, lo único que puedo decirles es que estoy agradecido eternamente”.

Por Clarisa Altieri

COMENTARIOS

Comentarios

También podría interesarte