Noticias y Servicios - Mercedes | 30 noviembre 2017
#QuedateEnCasa
Desde García al Parque

SOS Hábitat: Informe sobre estado sanitario del Río Luján

Por SOS Hábitat – Informe sobre el Río Luján. Noviembre 2017. Remada desde García hasta el Parque Municipal.

¿Qué vimos? A lo largo del recorrido por el Río Luján de unos 13 km., tanto integrantes de la Asociación como el resto de los navegantes, nos encontramos con graves irregularidades y dificultades.

Después del Puente Savona y en sentido al Parque Municipal, comenzamos a ver una gran cantidad de algas, indicadoras de elevados niveles de Nitrógeno, cuya procedencia puede deberse a la presencia de desechos cloacales y materia fecal que observamos desde ladesembocadura del Canal de la 16. Antes de llegar a eso, tuvimos la “mala suerte” de ver y tener que tocar agua que provenía del desagote del matadero, de color negro azabache debido principalmente a la oxidación y putrefacción de la sangre y de los restos de los animales faenados, así como pudimos observar una zanja que desagotaba agua procedente al parecer, de un criadero de pollos, otro punto contaminante para tomar nota.

Imagen satelital: Los tres desagües más importantes divisados en la navegación. 1º del Matadero “El Mercedino”, 2º galpones de pollos y 3º Canal pluvial de la calle 16 (residuos industriales y parte de la cloaca de la ciudad de Mercedes). Enumerados de aguas arriba a aguas abajo, según dirección de la corriente.

Así como encontramos gran abundancia de ramas, y algunos animales muertos y en descomposición, unos pocos kilómetros después de salir del puente de García, nos tropezamos con todo tipo de basura – banco de escuela, carro de supermercado, tambores de lavarropas, neumáticos, etc. Estos conocidos elementos son residuos domiciliarios es decir, son desechos producidos por el Pueblo.

Entre las varias situaciones vividas en el recorrido, debemos resaltar a las familias, chicos y grupo de personas que se encontraban pescando y nadando en los espacios contaminados. Desconocemos cuánto sabrán de la cantidad de afecciones que pueden contraer.

Ante todo esto, necesitamos expresar nuestra preocupación y enojo por el estado sanitario de nuestro Río. Teniendo en cuenta que existe la iniciativa por parte del Municipio de Mercedes para crear proyectos de mejora y mantenimiento del Parque Municipal, y si se pretende reflotar la actividad como balneario y con una recreación continua sobre el río, consideramos pertinente que unas de las variables más importantes que no se deben dejar de lado, son las aguas río arriba, así como el predio antes de llegar al puente de la Trocha, que alguna vez fue una suma de espacio verde para la zona y hoy se encuentra en un estado de abandono e inseguridad preocupante. Nuestro aporte es para que ese espacio vuelva a ser parte del Parque, con acciones de parquización y mantenimiento, así como el resto del predio debiera poseer.

“El que pierde es el Río”. Sus márgenes atestadas de Acacio Negro, especie invasora en la cuenca, considerada a veces un mal que hay que erradicar y otras una especie más. Y con esto nos preguntamos ¿Qué hacemos? ¿Lo dejamos en el estado en el que está, o se elaboran trabajos bien pensados y con miras al largo plazo en conjunto con el Área de Ambiente y de Espacios Verdes del Municipio, el Laboratorio gubernamental, y los expertos y estudiantes de la Universidad Nacional de Luján?

El Estado tanto a nivel local como a nivel provincial, debe velar y trabajar como nexo para ello, así como utilizar su poder de policía en el control, inspección y mantenimiento del Río, sus márgenes y los puentes que lo cruzan, con la aplicación de lo que se conoce como un Protocolo de control de agua. Es una seria y pronta decisión a tomar, de manera de crear ámbitos de participación y gestión colaborativa.

Le seguimos dando la espalda al Río. No parece entenderse la importancia del agua dulce que corre por él, y los beneficios de su uso responsable.

Gracias a la posibilidad de navegar y recorrer su cauce, con sus característicos meandros, manantiales naturales, y flora y fauna asociada, podemos dejar claro que la situación puede mejorar, siempre y cuando se establezca una política firme y participativa, que inicie el camino para mirar con ojos más sabios, para cuidar y disfrutar de nuestros espacios verdes, de nuestro ambiente.

Esperamos el año que viene contar con una nueva Fiesta en el Río, con mejores condiciones, con mayor caudal, con menor contaminación, con la designación de un Coordinador municipal para la organización del evento, en conjunto con S.O.S Hábitat y los vecinos de la cuenca. Con el objetivo de sumar una nueva Fiesta para Mercedes, una que no le dé la espalda a nuestro Río Luján.

COMENTARIOS

Comentarios