Noticias y Servicios - Mercedes | 20 mayo 2018
#QuedateEnCasa
Planilla Excel

Avanzan con el cierre del bachillerato de adultos de la ex Media N°1

Con una medida que contradice la normativa vigente, desde las autoridades educativas de la ciudad se lleva adelante el desguace de la oferta educativa para adultos. Docentes auto-convocados dicen no al cierre y  al reemplazo de esta rama para sostener planes de precarización.

Docentes de la Ex Escuela Media N°1 han planteado su preocupación ante las autoridades de sede de inspectores por el cierre del bachillerato de adultos que funciona en dicha institución.  Según se pudo saber los profesores se encuentran defendiendo una oferta educativa que en la ciudad solo quedaría en manos del CENS 451 y por lo tanto debido a condiciones estructurales, edilicias y de infraesctructura los cupos para acceder a la educación serian limitados.

El problema tiene que ver con la desaparición de la posibilidad educativa, pero también con las fuentes de trabajo y las condiciones de precariedad laboral en la que se busca sumir a los profesionales de la educación, ya que se ha admitido que con el CENS 451 y con los PLANES FINES la cobertura se encuentra garantizada, aún sabiendo que los Fines son planes con tiempos de duración a ciclo cerrado, razón por la cual no se permitiría la estabilidad laboral, además resulta inadmisible cerrar  escuelas para sostener planes sin estructura.

De acuerdo a la  resolución 828/18  que enmarca y orienta como se  debe reordenar la oferta adulto bajo la modalidad CENS, en la institución se debería crear  un nuevo  servicio CENS o bien una extensión, dicha resolución está  vigente y  ha sido refrendada por las autoridades correspondientes, la misma   fija lo siguiente:

a. Dar origen a la apertura de un Centro Educativo de Nivel Secundario-CENS a partir de las secciones matrícula proveniente del Bachillerato de Adultos.

b. Formar parte del modelo “secciones fuera de Sede” perteneciendo al Centro Educativo de Nivel Secundario-CENS del distrito, que se constituirá en la Sede de las mismas.

En la resolución antes mencionada se hace la siguiente referencia,  “Tal como lo establece la presente Resolución los Bachilleratos de Adultos, que a partir del análisis distrital realizado requieran adecuar su funcionamiento, pasarán a denominarse Centros Educativos de Nivel Secundario-CENS, correspondiendo la adjudicación del número de registro a cada uno y respetando los planes de estudio que se dictan en la actualidad, asegurando la continuidad educativa de los alumnos que asisten a los mismos y la incorporación de nuevos estudiantes a las instituciones involucradas.”

Por otra parte en la actualidad la escuela tienen matricula propia de alumnos que adeudan solo algunas materias de primer año y resultaría perjudicial e injusto que estos debieran cursar todas los espacio curriculares en las denominadas aulas de aceleración (espacios para contener alumnos de 15 a 17 años desfasados en edad o desescolarizados), a estos alumnos se le debe respetar su trayectoria escolar.

Poner fin o negar la apertura del bachillerato de adultos bajo el ordenamiento CENS no solo constituye un abierto peligro a la hora de garantizar calidad y permanencia educativa para los estudiantes adultos, sino además  dejar a una ciudad de 70 mil habitantes con una única oferta de adultos y ello a las claras es inadmisible ya que no podría nunca absorber la totalidad de la matricula del distrito. También implicaría desconocer la enorme labor en materia de inclusión y de oportunidades que esta institución ha desarrollado durante décadas, solo alguien que considera una gasto a la educación de adultos podría avalar tan desmesurada medida.

Los educadores se muestran preocupados y en alerta frente a lo que para ellos constituye  un ataque abierto al derecho a la educación,  y un claro mensaje de recorte a la escuela pública que habla de la insensibilidad y de la falta de conocimiento de la realidad educativa.

Colaboración: E.G.

COMENTARIOS

Comentarios