Ciencias Económicas

Crónicas de Gardel en Mercedes… o la emoción a flor de piel

Presentación Crónicas - Relato Autor

El pasado  domingo 9 de noviembre el Complejo Cultural Ameghino-Marín se pobló de recuerdos, de memoria y de Cuentos.

Oscar Dinova presentaba, con el auspicio de la Dirección de Cultura y Educación, sus Nuevos Cuentos del Abuelo; titulado Crónicas de Gardel en Mercedes y otras historias. En total cuatro cuentos; Los Piratas del Barrio San Patricio, El Cazador Cazado, Una Niñez en Gral. Rivas y por supuesto Crónicas de Gardel en Mercedes.

La tarde-noche fue desgranando la esencia de los cuatro relatos, sus orígenes y sus personajes con el relato del propio autor, pero también algunos de ellos cobraron vida en la interpretación inigualable de Gabriela Lorusso, una madre de la década del ´30 que intenta –vanamente- que sus buenos chicos no hagan las peores travesuras. ¡Como ocurre en la primera historia donde dos grupos de amigos deciden un “explosivo” desafío para determinar quienes serán los dueños de un matagato!

Luego, en la segunda historia unos adolescentes intentan, con suerte esquiva, dar cuenta de unos atrevidos gatunos que invaden su hogar. Fue ahí que apareció como por arte de magia, la inconfundible figura de Carlitos Chaplin para amenizar a través de un sketch magistral de su película El Circo. Ese genio que sería también un amigo del Zorzal Criollo.

El tercer cuento nos acercó a las vivencias de una niña cuya infancia pasa en una escuela del vecino pueblo de Rivas, en la tristemente afamada década del ´30. Por suerte tendrá una tía directora para quererla y una increíble mascota para jugar en esos años lejos del hogar. Un video fotográfico nos mostró ese entrañable pueblo de campo, uno de los tantos que pueblan nuestra pampa húmeda.

Y finalmente, un cautivante relato de dos jovencitos que el 7 de Mayo del ´33 deciden ver a Carlos Gardel en momento de su presentación en el Cine Social de Mercedes. Una aventura para la cual tendrán como aliados a una madre incondicional y un puñado de músicos italianos fanáticos del Morocho del Abasto.

cronicasdegardel

Casi sin darnos cuenta llegamos al final, donde Javier Aschero hizo las delicias del público presente. Por una cabeza, Volver y El Día que me quieras nos acercaron, una vez más, a las notas mágicas de las mejores creaciones del Morocho más argentino.

El evento terminó con la entrega de cuatro diplomas dispuestos por el Municipio a Ignacio Garcerón, Manolo Ferrari, Betty Dinova y Nelly Conde de cuyos recuerdos –entre otros- se nutrió el autor para crear los cuentos.

El autor, Oscar Dinova agradeció con la lectura final de su poema Cien Años no es Nada a todo el público y prometió seguir recorriendo las escuelas en cuanto se concrete la entrega de este nuevo libro a las bibliotecas de los establecimientos educativos.

Una cerrada ovación dio por concluido un evento en una noche que fue, sin duda, un territorio de emociones.

 

COMENTARIOS

Comentarios

Comentar noticia