Ciencias Económicas

El Municipio podría realizar tareas de limpieza en baldíos privados

Con el objetivo de mantener limpia la ciudad, se aprobó por ordenanza la limpieza y saneamiento de terrenos baldíos que no cumplan con las condiciones mínimas de seguridad. El costo en la ejecución de los trabajos será abonado por el dueño del inmueble. El proyecto fue elevado por el Departamento Ejecutivo y es un acompañamiento a las solicitudes de los vecinos de distintos barrios que manifestaron en los diversos foros efectuados. Se tomó nota y efectuó la ordenanza que ahora es parte de las nuevas herramientas de gestión.

Ante la necesidad de mantener las condiciones mínimas de seguridad, de conservación, de higiene y de salubridad de los inmuebles baldíos o construidos, y teniendo en cuenta que la limpieza de la ciudad es uno de los ejes fundamentales del gobierno local, se generó una nueva herramienta municipal para solucionar esta problemática tan recurrente en espacios privados pero que afecta a toda la comunidad.

“Ésta es una problemática recurrente que aqueja a la comunidad y, principalmente, a los vecinos lindantes a estos terrenos sin mantenimiento ni conservación de los inmuebles baldíos o con construcciones. La falta de limpieza y el inadecuado desmalezamiento o desratización, atenta contra la calidad de vida de los habitantes de nuestra ciudad,  y por ello es necesario generar nuevas herramientas para lograr la efectiva limpieza de estos espacios, que, aunque no son públicos, afectan a la comunidad en general”, explicaron desde la Comuna.

Una antigua legislación municipal indica que los propietarios de los  inmuebles, cualquiera sea su condición de uso, deberán mantener los mismos en permanente estado de conservación, salubridad, limpieza e higiene. Estas obligaciones abarcan desde la vereda de los terrenos hasta su contrafrente. El incumplimiento de estas tareas habilita al Municipio a labrar el acta correspondiente y se citará a su propietario a que cumpla en un plazo de 15 días, el que se podrá extender a 30 cuando las tareas a desarrollar así lo ameriten; y, a partir de esta nueva ordenanza, es la propia Municipalidad la que puede actuar a costo del dueño que se encuentre en falta.

“Resulta necesario que las normas no sólo contemplen la acción punitiva del Estado Municipal, sino el interés real que el mismo tiene en mantener limpios los distintos espacios de la ciudad, haciendo necesario controlar a quienes no realizan el mantenimiento de dichos espacios, tomando decisiones políticas concretas para llevarlo a cabo”, concluyeron desde el Municipio.

 

Fuente: Prensa Municipal

COMENTARIOS

Comentarios