Consejo Ciencias Económicas

El Colegio San Patricio cumple 130 años

Lic. Prof. Julio C. Cámpora  – El próximo 17 de marzo, día del festejo del patrono de Irlanda San Patricio, no será un aniversario más, sino  marcará el festejo de los 130 años en la educación mercedina por parte de los sacerdotes Palotinos.

Los sacerdotes Palotinos a diferencia de otras comunidades  religiosas que nacieran en Argentina (algunas en Mercedes) y que luego se extendieran en el mundo,  llegaron desde Europa para cubrir las necesidades de las familias de emigrantes que poblaron el suelo Argentino.

En Mercedes una de las comunidades más prosperas e importantes era la irlandesa, desarrollando sus actividades en campos y estancias,  en la cría de ovejas dada la necesidad de la comunidad europea por la lana  y la cercanía del puerto de Buenos Aires para su exportación.

Los irlandeses disponían de capellán y biblioteca, además del convento de las hermanas Irlandesas de la misericordia para la educación de niñas en el edificio ubicado en calle 12 y 19. Sobre este sitio que las hermanas abandonaran posteriormente, se establecieron  los Padres Palotinos y fundaron el Colegio San Patricio y la capilla en el año 1887. La educación que durante el periodo de los años 1887 – 1927 denotaba un crecimiento selectivo ya que se dedicaba más a la enseñanza en las escuelas urbanas que en las rurales dado las distancias y caminos existentes, por ello era muy usual contratar un maestro para que concurra a enseñar en el campo.

Los Padres Palotinos dispusieron  alumnos varones pupilos o medios pupilos de la comunidad Irlandesa para facilitar la enseñanza de aquellos emigrantes y luego extendieron la enseñanza a emigrantes italianos para finalmente abrirse a toda la comunidad mercedina quienes en su mayoría eran externos, las niñas eran enviadas a la escuela Misericordia (calle 28 y av. 29).

El crecimiento no solo fue cuantitativo sino cualitativo también ya que quienes aprobaban su sexto grado estaban suficientemente preparados para enfrentar la vida. Eran tiempos difíciles para enfrentar un secundario cuya práctica estaba solo al alcance de las clases más pudientes. Por ello aquella educación no podía clasificarse ni primaria ni secundaria sino un nivel intermedio donde se formaban fuertemente en lenguas castellana e inglesa, matemáticas bastante avanzada, historia, geografía, ciencias naturales, había también clases de gimnasia, dibujo, canto y música.

Los resultados eran satisfactorios porque esta formación les permitía a los jóvenes un progreso en la sociedad. Muchos obtenían buenos empleos o volvían a sus campos para cultivar y mantenerlos con un claro deseo de progresar y elevar el nivel de vida de sus familias.

La iglesia para enfrentar las leyes de educación común del año 1884 comienza a fundar escuelas parroquiales, muchas de las cuales cerraron a fines del año 1930  dado que no se previó los medios para su mantenimiento, quizás porque no se consideraba una prioridad la educación. No obstantes las congregaciones y órdenes religiosas soportan  las desventajas jurídicas y económicas de las escuelas libres que gozan de un gran prestigio en el pueblo.

Algunas desventajas jurídicas se resolvían con exámenes ante el concejo escolar o en escuelas oficiales, pero estos exámenes se volvieron más rigurosos, no solo en los contenidos sino en su forma; presionando así a las escuelas libres a ingresar al sistema oficial que les reconocía la valides de sus títulos. Este reconocimiento no estaba acompañado con el pago de los docentes por lo que el estado hacia un pingue negocio, ya que brindaba educación a un costo cero.

El Colegio San Patricio obtiene en el año 1927 la incorporación oficial  cerrando así un capitulo y abriendo otro no tan brillante hasta la promulgación de las leyes de libertad de enseñanza durante la presidencia del Dr. Frondizi en el año 1958.

Por ello en ese año 1958 otro mojón educativo asentaron  los Padres Palotinos en Mercedes: la creación de su escuela  secundaria, nivel que comienza su derrotero y vio sus primeros frutos en 1962 con el egreso de la primera promoción de bachilleres.

Fue precisamente un año antes es decir en 1961 cuando finalmente se complementa la oferta educativa con la incorporación del pre-escolar, cubriendo de esta manera los tres niveles educativos.

A fines del siglo 20 el colegio San Patricio deja de ser solo para varones y como muchas instituciones educativas apuesta a una educación mixta ante  el requerimiento de las familias

Hoy más de 850 alumnos se forman en los tres niveles utilizando los edificios de 14 y 19 y 12 y 21. Más de 90 docentes imparten la educación en  jardín,  primaria y  secundaria. Por ello aquella idea de los sacerdotes fundadores de la escuela en el año 1887 se ha visto plasmada con creces en el año 2017. Feliz aniversario comunidad educativa del Colegio San Patricio.

 

.

 

COMENTARIOS

Comentarios

Web Analytics