Las cooperativas y su labor en la ciudad

Son parte de la realidad local. Se las ve trabajando. Existen acuerdos y desacuerdo respecto a las funciones que cumplen, sin embargo, continúan en el cotidiano mostrando actividades.

Las cooperativas “Argentina Trabaja” han sido desde su creación una constante fuente de polémica, sin embargo, la ciudad, como tantas otras alrededor de todo el país, se ha visto notablemente beneficiada en al menos dos puntos claves: la creación de las fuentes y la cultura del trabajo y las obras concretas que los meredinos vivimos de un tiempo a esta parte.

Los puestos de trabajo son sostenidos por el Ministerio de Desarrollo Social y efectúan actividades desde la planificación comunal. En nuestro caso el Municipio. Lo hacen a partir de necesidades concretas. En Mercedes vimos reparaciones, limpieza y construcciones en múltiples sectores de la ciudad. Viviendas, veredas, desmalezamientos, barrido, etc.

Se trata de dar empleo a vecinos que no lo poseen. Una forma de crear esa cultura devastada en los noventa: trabajar, madrugar, cumplir horario, etc. Los materiales también los financian en la mayoría de los casos el gobierno nacional.

Cumplen horario. Efectúan obras y participan de la planificación social solidariamente. No son puntos menores.

Sus críticos acusan la creación de una red clientelar inagotable a manos del gobierno y sus representantes comunales con su correlato en las urnas cada dos años. Sus defensores apelan a la inclusión social, a la creación de un ideario laboral y a la asistencia ciudadana. La polémica no finalizará sino luego de algunos años cuando se vean más claramente resultados, aunque muchos ya se otean.

Una realidad es que quienes cumplen con las tereas encomendadas responsablemente merecen un aumento en el salario que perciben. Mucho menos indexado que en otros rubros. Quienes no, claramente, quedan afuera del merecimiento.

Mercedes sigue mostrando obras y acciones de las Cooperativas. Ojalá dentro de un tiempo podamos decir que fueron un aporte social genuino y no un oportunismo político. El tiempo lo dirá. Sólo el paso del tiempo, ese sabio constructor de verdades.

Mientras tanto, mercedinos, tanto los que trabajan como los que reciben sus frutos en obras y cuidados, la viven en la realidad en forma constante.

 

COMENTARIOS

Comentarios

También podría interesarte

Comentar noticia