Noticias y Servicios - Mercedes | 19 abril 2016
Sus restos se velarán en la Basílica de Luján

Falleció el Arzobispo emérito Rubén Di Monte

dimonteEn la noche de ayer falleció el Arzobispo emérito, monseñor Rubén Di Monte, a los 84 años de edad.

Según se conoció  será velado desde el mediodía de hoy en la Basílica de Luján. Mañana miércoles a las 10 horas será la misa excequial.

«Que la Virgen de Luján, su amiga y compañera de tantos años, lo reciba y le abra las puertas de la Casa del Padre del cielo. Agradezco a todos tengan una oración por él y en agradecimiento por una vida dedicada a la Iglesia en su sacerdocio», manifestó el Arzobispo Mercedes Luján, Agustín Radrizzani en un comunicado tras conocerse su deceso.
Más de 60 años de sacerdocio
Di Monte fue el segundo Arzobispo (y quinto diocesano) de Mercedes – Lujan. Tomó posesión el 29 de abril de 2000. Renunció por edad el 27 de diciembre de 2007.
Nació en Luján el 12 de abril de 1932. El religioso había sido ordenado obispo de la Basílica Nuestra Señora de Luján el 16 de agosto de 1980 por monseñor Antonio Quarracino, y arzobispo de la Arquidiócesis Mercedes – Luján el 7 de marzo de 2000.

Di Monte cursó estudios sacerdotales en el Seminario Pío XII, de la ciudad de Mercedes, y fue ordenado sacerdote el 5 de diciembre de 1954.

Además, fue elegido obispo titular de Giomnio y auxiliar de Avellaneda el 13 de junio de 1980, por Juan Pablo II y trasladado como obispo de esa Diócesis el 24 de marzo de 1986, donde impulsó la construcción de la actual Catedral.

También se desempeñó como Secretario Ejecutivo del Ministerio Jerárquico del Consejo Episcopal Latinoamericano, en Bogotá; fue presidente de Caritas Argentina y fundó el Instituto Secular Familia Misionera “Nuestra Señora de Fátima”.

En 2003, encabezó las gestiones tendientes a renovar la Basílica Nacional, siendo el primer decreto firmado por el entonces presidente Néstor Kirchner.  Luego de haber renunciado por edad el 27 de diciembre de 2007, en diciembre del 2014 cumplió 60 años de ministerio sacerdotal.

Durante los últimos años vivía en la vecina ciudad de general Rodríguez y estaba abocado a misionar el culto de la Virgen de Fátima en distintas partes del país. También promovía la difusión del Jesús de la Misericordia y la beatificación de Monseñor Pironio, con quien lo unió una gran amistad.

COMENTARIOS

Comentarios

Comentar noticia