Noticias y Servicios - Mercedes | 22 septiembre 2017
#QuedateEnCasa
Autos Históricos

Las Studebaker llegan a Mercedes en homenaje a Paris Giannini

“Este sábado, desde las 10hs y hasta las 14hs, en el Museo Histórico Víctor Miguez, estaremos realizando una exposición histórica, donde podrán encontrarse diferentes elementos y automóviles de la marca Studebaker y su relación con uno de los principales precursores del automovilismo de nuestro país, y que adopto a Mercedes como su ciudad” explico Alicia Mariotti, integrante del grupo. “Llegamos a Mercedes por un integrante del grupo, Carlos Lavanda, que es vecino de esta ciudad, y a través de otro amigo como Diego Marú, quien organiza encuentros y la Vuelta por la Ciudad, de la cual ya hemos participado y seguiremos haciendo”

Además destacan que cada segundo sábado de setiembre es el  «Dia Internacional, conduce tu Studebaker», organizado por el Studebaker Drives Club, con sede en  EEUU, y en esta oportunidad en la Argentina, se incentiva la participación desde nuestra ciudad.  “El fin de esta «celebración» es que todos los propietarios de vehículos Studebaker salgan a circular por  las calles durante el dia en todo el mundo y de esta manera difundir la marca y el club” explico Mariotti

Respecto a este nucleamiento, reconocido internacionalmente desde los Estados Unidos que une a amantes de la mencionada marca, comento que son “un grupo de entusiastas decididos a fomentar la preservación, restauración y «salvación» de vehículos Studebaker. No tenemos otro fin, nuestra intención es mantenernos unidos, prestándonos colaboración en todo lo que sea posible en cada uno de nuestros proyectos personales, realizando actividades recreativas que ayuden a difundir aun más la marca y nuestro fin con respecto a la misma. Pretendemos cuidar, en el sentido amplio de la palabra, la marca creando un ámbito familiar, que posibilite la inclusión de la mayor cantidad posible de entusiastas, siempre bajo el mayor clima de respeto y camaradería.”

Explico además que, como es característica de estos grupos, siempre llevan adelante actividades solidarias. En esta ocasión, llegando al Museo de calle 12, en la ciudad de aquel carismático piloto de carreras del automovilismo nacional, Paris Giannini, nacido en Italia en el año 1873. “Estaremos durante la mañana con esta actividad, y después nos quedamos para ser parte de la 9na Vuelta a la Ciudad de Mercedes, donde una de nuestras unidades ha sido elegida para trasladar la imagen de la Virgen de las Mercedes, a las 16hs  en la caravana organizada por Diego, y ese compromiso lo tomamos con gran alegría y emoción”.

Haciendo un poco de historia, Paris Giannini, atraído por las primeras competencias que se realizan en Argentina, en 1920  se afinca en la ciudad de Mercedes y es cuando arma un Studebacker para incorporarse a las mismas y el 2 de diciembre de 1923 inicia su trayectoria en un circuito de 40 kilómetros situado en la localidad de Morón.
Las posibilidades de correr seguido eran pocas al igual que la cantidad de autos, pero aquello tenía el valor de marcar el camino en algo tan difícil como rodar a “grandes velocidades” sobre superficies polvorientas y banquinas peligrosas, sin pasar por alto el martirio extra provocado por la dureza de dirección, asientos y amortiguaciones.

Anteponiendo la pasión por la velocidad a todas las “contras”, continuó su carrera este italiano que se hizo muy querido en el ambiente. A pesar de que fue un piloto de primera línea nunca ganó una general y tuvo que conformarse consiguiendo etapas de grandes premios y triunfos parciales logrando la actuación más recordada en el Gran Premio llevado de 1925, cuando obtuvo cuatro de seis etapas y sin embargo debió conformarse con llegar detrás de Ángel Marelli en la general.
Esta falta de victorias, no fue impedimento para que se transformara en un deportista altamente respetado hasta el desgraciado suceso ocurrido el 25 de enero de 1929, cuando a 18 kilómetros de Arrecifes el bloqueo de la rueda sobre una curva tomada a fondo, le provocó el vuelco y la muerte a París y a su acompañante Dino Papini. Tenía 56 años y era el piloto más viejo y querido del circuito.
París Giannini, fue un recordado representante de Mercedes, ciudad en que cosechó una legión de amigos y en la cual hay sitios públicos que llevan su nombre como recuerdo e inclusive se convirtió en el nombre de una populosa barriada.
En el ámbito de las carreras, aquel 25 de enero de 1929 fue recordado por sus compañeros de ruta, público y periodismo como el día más triste del automovilismo deportivo y por única vez, los corredores. tomaron la decisión de revelarse por un minuto a la organización y rendirle tributo al amigo, que como uno de ellos expresó “era también un poco el padre de todos nosotros”.

COMENTARIOS

Comentarios