Noticias y Servicios - Mercedes | 21 mayo 2018
#QuedateEnCasa
Debate por el aborto

Por las dos vidas se proclamaron familias mercedinas

“Defendemos el derecho a la vida, como derecho fundamental y superior a todos los demás. Nos posicionamos a favor de la vida de la madre y del niño por nacer, y por eso nuestra postura en contra del proyecto de la despenalización del aborto, en el marco del debate que se ha instalado en la sociedad”, dice el documento leído en la tarde de este domingo en la Plaza San Martín donde cientos de mercedinos se congregaron para expresarse “a favor de las dos vidas” y en contra del proyecto de ley que propone el “aborto legal, seguro y gratuito”. Un mural pintaron en la esquina de 29 y 26.

Con banderas nacionales, globos celestes y blancos y carteles que citaban expresiones de diferentes celebridades internacionales y que resaltaban el derecho a la vida, el encuentro reunió a familias. Personas de todas las edades y religiones. Se cantó el himno, hubo un pelotero y hablaron varias mujeres. Una de la ellas leyó el texto enviado por la organización de la marcha a nivel nacional, otra leyó un texto de un sacerdote irlandés de la Iglesia San Patricio, una tercera mujer leyó otro proyecto de ley que habla sobre “los derechos del niño por nacer”,  mientras una abogada, que disertó en el Congreso Nacional, dio la perspectiva legal con su opinión (NdeR: por momentos menospreciando la opinión o análisis de quienes están a favor de la ley).

“Comprendemos que la práctica de abortos clandestinos, más allá de cuántos sean, es en sí misma, un problema humanitario y de la sociedad actual. Que las secuelas emocionales del aborto, clandestinos o legal, son profundas y difíciles de sobrellevar. Pero entendemos que la salud pública argentina necesita encontrar propuestas que cuiden y protejan a la madre y a su hijo, y defiendan la vida, tanto de la mujer como la del niño por nacer”, expresa el texto leído.

“Afirmamos el valor supremo de la vida desde la concepción hasta la muerte natural. Ya que afirmar que la vida humana comienza después de la fecundación, no es científico, es una afirmación arbitraria, fruto de ideologías o intereses ajenos a la ciencia. Afirmamos que no puede haber vida humana, sin haber persona humana, ya que el embrión no es una persona en potencia, lo es en acto”, continúa en el tercer párrafo.

“Afirmamos que la legislación argentina, la constitución nacional, el código civil y comercial y los tratados internacionales protegen el niño por nacer desde su concepción, y lo hace sujeto de derecho. Afirmamos que el derecho que la mujer tiene sobre su cuerpo encuentra su límite frente al cuerpo del otro, ya que el embrión no es parte del cuerpo de la madre, su ADN es distintos al de sus progenitores. Nadie puede decidir quién vive y quién no tiene derecho a seguir viviendo, ya que no existe un derecho a matar. El derecho natural y superlativo es a la vida, ya que es el fundamento de todos los derechos humanos. En tal sentido, la legislación debe tutelar la vida, ya que no hay derecho cuando la finalidad y la muerte”, agrega.

Más adelante el texto leído dice: “Al exponer esta temática lo hacemos con mucho cuidado porque sabemos que hay situaciones difíciles y dolorosas, de violencia, marginalidad, pobreza, falta de formación, soledad y abandono; pero nuestra más intima convicción, es que el aborto nunca es la solución”.

“En representación de miles de familias argentinas que están a favor de la vida, solicitamos a las autoridades del Ministerio de Salud de la Nación, a los jueces, legisladores, funcionarios, profesionales de la medicina comunicadores sociales, docentes, políticos y la sociedad toda, que sean aliados de la vida de la vida y de a dignidad de la persona humana, sea cual fuere la etapa de desarrollo en que se encuentre, y trabajar en unidad para eliminar las causas de este mal que nos aqueja y encontrar las mejores soluciones para construir una sociedad cada vez más justa e inclusiva, que garantice los derechos humanos de todos los humanos, nacidos y por nacer”.

Mientras la concentración de familias mercedinas se realizaba en el centro de la Plaza San Martín, un grupo realizaba un mural en los paredones de la esquina de 29 y 26.

Por Hoy Mercedes

 

 

 

COMENTARIOS

Comentarios