Ciencias Económicas

«Con los Pies en el Barro»

El Bloque de Concejales del Frente Cambiemos integrado por Oscar Albini, Juan Carlos Badano, Juan Carlos Benitez, Edgard Killmeate, Aida Laporta y Alejandra Repetto dieron cuenta de su opinión respecto a los vetos que elevó el Intendente Juan Ustarroz para ser tratados en la sesión del venidero lunes 25 de julio. A continuación la comunicación enviada a los medios:

«Hace unos días, en el ejercicio de sus facultades, el Intendente Municipal Juan Ignacio Ustarroz ha decidido vetar la ordenanza realizada por el Frente Cambiemos y aprobada por mayoría del Honorable Concejo Deliberante de Mercedes, en la cual se proponía la realización de veredas desde colectora de Ruta Nacional Nº 5 hasta la Escuela Nº 17 de Altamira.

Esta simple obra, que para muchos que no conocen la zona parecerá intrascendente o de poca importancia, representa una solución fundamental para una problemática que allí ocurre. La calle 621, la de ingreso a Altamira, no cuenta con veredas en su recorrido, por lo cual los vecinos, los maestros, los alumnos y todo quien por allí transite debe hacerlo caminando por la calle expuestos al tránsito vehicular, agravada esta situación los días de lluvia y posteriores por el barro y agua acumulada. Así una simple obra puede traer grandes soluciones, no solo solucionar el problema del riesgo accidentológico, sino el del ausentismo escolar, que en la zona pueblos y zona rural se ve afectado directamente por la falta de accesos adecuados.

Por eso, desde el Bloque de Concejales del Frente Cambiemos se ha trabajado tanto y se han promovido proyectos en post de solucionar la problemática de los accesos a las escuelas rurales, porque el ausentismo escolar no solo afecta lo educativo, a muchos niños afecta en lo alimenticio dado que concurren a los comedores.

Resulta inentendible este veto del intendente Ustarroz, al cual tal vez, las casi 300 personas que diariamente concurren a la escuela de Altamira no representen merecedoras de una solución.

Pero, resulta aún más inentendible el tema de las prioridades. En lo que va del año, la Municipalidad de Mercedes, ha recibido por transferencias de la Provincia de Buenos Aires, solo del fondo afectado del Financiamiento Educativo cifras cercanas a los 17 millones de pesos, pero la administración del intendente Ustarroz ha optado por poner ese dinero y el de otros fondos en la renta financiera obteniendo así grandes sumas de intereses.

Ahí se ve claramente ese choque de prioridades, el de la gestión municipal de engordar la masa monetaria y el de cientos de  vecinos que necesitan una solución urgente a una problemática real para la cual está el dinero para solucionarla. Pero esta es una, una de tantas obras necesarias, una de tantas necesidades y reclamos planteados, reclamos y necesidades que tienen su partida presupuestaria para poder solucionarse, pero que muchas de esas partidas presupuestarias poseen ejecución cero, por una decisión política del Intendente de poner el erario público en renta financiera antes que en obras y servicios.

Lamentablemente, no ha sido el único veto del intendente en estos días, también ha vetado otra ordenanza realizada por el Frente Cambiemos y aprobada por unanimidad del Honorable Concejo Deliberante (si, sus propios concejales la apoyaron) por la cual se proponía una ayuda económica, como se ha hecho con muchas instituciones de esta ciudad, en este caso para colaborar en la conservación y reparación del órgano  G. F. Steinmeyer de la iglesia San Patricio, orgullo de la ciudad de Mercedes y uno de los más importantes de Latinoamérica.

En este año, que la comunidad Palotina conmemora en homenaje el 40° Aniversario de las Victimas de la Masacre de San Patricio, treinta mil pesos era lo que se proponía de ayuda, una cifra totalmente menor, comparada con la representación cultural, patrimonial e histórica que tiene el mencionado órgano, y aun mas menor comparado con gastos superfluos  de la municipalidad o con intereses obtenidos del capital financiero.

Con los pies en el barro, seguirán los vecinos, los maestros, los alumnos de Altamira, con los pies en el barro estará el patrimonio cultural e histórico, y ahí entremezcladas las verdaderas prioridades de la gente que reclama incansablemente por soluciones, mientras tanto un gobierno municipal que de lo discursivo dice una cosa pero de lo fáctico actúa de otra manera, guiado por una necesidad casi natural de aumentar la masa monetaria, de imponer sus formas e ideas y de no aceptar nada que no surja de su iniciativa».

 

 

 

COMENTARIOS

Comentarios

Un pensamiento en “«Con los Pies en el Barro»

  1. una pregunta, si bien 300 personas concurren a la escuela, cuantas son las que van caminando desde la colectora?!!!!! Los alumnos son de la propia ciudad y difícilmente hagan uso de esa inversión. Esto puede llegar a ser una pelotudez tan grande como la de salir a cortar las ramitas finitas para que los pajaros no defequen las veredas

Comentar noticia