Ciencias Económicas

Cambiemos preocupados por situación en las redes sanitarias

Hicieron público un estudio enviado por la Dirección Provincial de Agua y Cloacas en donde se expresa el estado de las redes de nuestra ciudad.  Pidieron la creación de una oficina de Obras sanitarias que controle las obras a realizar en esta materia.

A través de una conferencia de prensa, el bloque de concejales del Frente Cambiemos hizo público un estudio de la situación de las redes de cloacas y agua de la ciudad. “Un tema preocupante para toda la ciudadanía porque la situación no es de ahora, sino de hace mucho tiempo”, expresó el presidente del bloque Cambiemos, Edgard Kilmeatte.

“Hace más de un año, el Departamento Ejecutivo pidió un estudio sobre el sistema sanitario de la ciudad en materia de cloaca, agua, planta depuradora y desagües pluviales. Esto se encargó a una consultora que se llama ‘5 de septiembre‘ que a su vez se lo presenta a la Dirección Provincial de Aguas y Cloacas, DIPAC. A nosotros nos llega un resumen, nos parece valorable que el Ejecutivo haya pedido este estudio porque no da un diagnóstico de la situación en la que estamos”, explicó Kilmeatte, acompañado de los concejales Evangelina Cabral, Aida “Pety” Laporta, Marilina Bustelo y Walter Cabral.

De acuerdo al informe recibido por los concejales de Cambiemos, la ciudad debería hacer una renovación total de los caños de agua corriente, ya que “el estado estructural es malo y cumplieron con su vida útil holgadamente”, así como una necesaria renovación de válvulas de esclusas, mejoras en la cloración del agua, limpieza integral de la red y pozos por la aparición de bacterias o elementos nocivos para la salud que alcanzan, y en algunos casos superan, los límites tolerables para el consumo humano.

En cuanto a la red cloacal, el informe también expresa una “situación grave”, ya que el conector desde la planta de 29 y 40 hasta la planta depuradora habría que “cambiarlo todo”. Además destaca que harían falta más estaciones de bombeo, y la limpieza de la cañería. “Esta gestión colocó un cambio de pvc de 650 mm y deberían haber colocado uno de 800 mm. La cloaca confluye ahí y de ahí va al troncal. Algunos vecinos se quejan porque no tenía problemas con las cloacas y ahora sí”, explicó y resaltó que el 94% de los reclamos por cloacas es por los desbordes.

En tanto, sobre la planta depuradora, el informe da cuenta de que existe un caudal del 50% que llega a la planta sin ningún tipo de tratamiento y es vertido directamente al río Luján a través de una zanja construida para tal fin. “Creemos que ello es sumamente preocupante”, agregaron.

 

Trabajo urgente

“El diagnóstico nos parece muy, pero muy preocupante. Creemos que la situación no da para más y hay que tomar en serio este problema. Debemos trabajar todos juntos como lo hemos hecho, colaborando con el Ejecutivo. Tenemos que buscar una solución urgente. Y empezar con los trabajos necesarios. Tenemos que analizar las obras, el informe propone algunas, pero debemos en conjunto analizarlas. Debemos tomar las riendas en este tema, todos, y lo que buscamos con esta información que estamos dando es que la población de Mercedes es que esté al tanto”, resaltó Kilmeatte.

“Durante mucho tiempo obras de agua y cloacas no se hicieron, con todo lo que esto implica, afectando principalmente cuestiones de salud. No es un secreto que no hay presión de agua, que las cloacas se desbordan y que el agua no cumple con las condiciones básicas que tiene que cumplir y por eso hay muchísima gente que está contratando dispensers porque no pueden confiar en el agua que sale de la canilla”, resaltó Evangelina Cabral.

“Nos ponemos a disposición del intendente para gestionar recursos y reuniones y todo lo que se considere necesario porque la salud de los vecinos de Mercedes es una prioridad. A veces vemos que las acciones que están tomando el Ejecutivo no son de fondo, sino de forma, porque compraron un camión desobstructor que se rompió. Los problemas que hay son de fondo. Acá hay que hacer obras, e importantes, y al ver las licitaciones que hay para recursos sanitarios son cosas que no llevan a la solución”, agregó la concejal.

No obstante, Kilmeatte resaltó que la problemática de la gestión municipal actual, sino que era una situación que se arrastra desde hace más de 25 años, pero que nunca se dio una solución integral y propuso que se recree una oficina de obras sanitarias como supo haber años atrás.  Y remarcó: “Estamos dispuestos a colaborar. Creemos que es una obra muy grande, pero se puede ir haciendo por etapas. Es importante que todos empecemos a tomar conciencia en este tema. Tenemos que verificar qué estamos arrojando a la cloaca. Tenemos que tener conciencia como ciudadanos de lo que estamos haciendo para tratar de alivianar esta cuestión hasta que se pueda subsanar”.

Por Clarisa Altieri

COMENTARIOS

Comentarios