Ciencias Económicas

La poca importancia que se le da a la basura

Cristián Frers * – “Si lo que queremos es que los adultos reciclen solamente hay que hablarle a los pequeños sobre la importancia de hacerlo”.

El entonces, presidente del Concejo Deliberante de Carmen de Areco – Provincia de Buenos Aires, Marcelo A. Skansi, y… Actual intendente de la ciudad (2018),  expreso el 25 de agosto del 2007, en el ex diario “El Independiente”, cuando el periodista le pregunto “¿Concretamente… Cuales serían, en síntesis, los temas que propondrá en su plataforma?” y respondió “Sobre el tema del basural, venimos hablando desde hace dos años con una persona que nos presentó, un proyecto de reforma del mismo que es integral, en el cual pasaría (…) a ser un lugar en óptimas condiciones donde no hayas ratas y se recicle la basura, enterrando la que no se pueda reciclar y transformando lo que es orgánico en humus, a través de un procedimiento particular”.

Desde el año 2005, a la actualidad, se ha prometido y se han propuesto muchas cosas con respecto a la basura, pero… Ninguna se ha llevado a cabo ni se ha cumplido. De hecho se le ha iniciado un expediente ante la Defensoría del Pueblo de la Provincia de Buenos Aires (Expediente 15076).

La manera de combatir contra el daño ambiental es tomando una decisión política de agarrar al “toro por los astas” y empezar a ocuparnos realmente por los problemas de la contaminación de aguas, de suelo, de aire, por los árboles, por la salud, por los animales, por el cambio climático y en definitiva por el ambiente natural y artificial en donde conviven los seres humanos… En definitiva, por nosotros.

No hay una política permanente con la basura, en cuanto a la prestación del servicio, y tampoco sobre la conducta de quienes la generan. Es indispensable que dirigentes y habitantes de la ciudad  se comprometan con una política de Estado, a corto, mediano y largo plazo, sobre qué hacer con los residuos urbanos, cómo tratarlos y reciclarlos.

La carencia compete a la inmensa mayoría de los habitantes de la ciudad, que muestran una total desaprensión con los residuos hogareños. Sacar las bolsas de basura a cualquier hora, arrojar los restos de la construcción y del cuidado de las viviendas en cualquier espacio verde o, más grave aún, en las cloacas, se han transformado en acciones cotidianas.

Una política ambiental implica un desafío, y al mismo tiempo un compromiso. Como parte de un concepto innovador, no se debe separar lo ambiental de lo social. Hay que tomar conciencia de que los aspectos sociales están ligados al ambiente, así como el ambiente está ligado a la sociedad. Una política ambiental busca que los ciudadanos sean un gran aporte a la consecución de los objetivos propuestos. Conseguir estos objetivos va más allá de incorporar cambios de actitud en prácticas diarias de trabajo, ya que también buscamos que el ciudadano lleve estas nuevas prácticas a sus hogares, los aplique, y así generar ambientes más saludables, llenos de vida, elaborados a conciencia, y sobre todo pensando en el legado que estamos dejando a las futuras generaciones. Los conceptos de gobernabilidad e institucionalidad son fundamentales para la construcción de una política ambiental sustentable.

La gestión del actual gobierno municipal de Carmen de Areco ha demostrado nula capacidad para llevar a cabo una política eficiente contra el problema ambiental, como, por ejemplo eliminando los focos de polución y haciendo aplicar sanciones administrativas en contra los infractores de las diferentes normas que regulan la materia ambiental.

Los Residuos Sólidos Urbanos son los materiales que se generan en domicilios particulares y también aquellos de similar composición generados en otros ámbitos como los comercios, oficinas, empresas de servicios e industrias. Son residuos domiciliarios todos los elementos, objetos o sustancias que como consecuencia de los procesos de consumo y desarrollo de actividades humanas, son desechados y/o abandonados.

Toda esta basura es llevada a basureros a cielo abierto contaminando suelo, agua y aire. Incinerarla tampoco es la solución, pues se emiten contaminantes atmosféricos y se producen cenizas muy tóxicas.

Una solución es posible y depende del compromi­so de cada integrante de la socie­dad. Se puede empezar a caminar en esa dirección con tres medidas generales básicas que contribuyen al problema del manejo de los resi­duos, denominadas comúnmente reducir, reusar y reciclar.

Debemos entender que el diseño e implementación de una política ambiental se erige como una condicionante importante para lograr la equidad, el desarrollo económico e indiscutiblemente, el cuidado del ambiente. Dicha política ambiental deberá reunir características de estabilidad a través del tiempo; consistencia con el desempeño institucional y general; y de consideración de las capacidades de liderazgo público, así como de las condiciones económicas, políticas y sociales municipales.

 

*Cristián Frers – Técnico Superior en Gestión Ambiental y Técnico Superior en Comunicación Social (Periodista).

COMENTARIOS

Comentarios