Ciencias Económicas

Conmemoraron los 37 años de la llegada del RI6 a Malvinas

En la plazoleta temática de la avenida 2 y 35 de Mercedes, durante la mañana del 13 de abril, Veteranos de la Guerra de Islas Malvinas del Regimiento de Infantería N’ 6 recordó su partida y llegada a la gesta de 1982. Entre los homenajes realizados se descubrió una vitrina que adentro tiene una placa con la leyenda «Soldado Argentino sólo conocido por Dios» que cubría la tumba del soldado Horacio Blavidares cuyos restos fueron identificados en 2018 y se encuentran en el Cementerio de Darwin, junto a cientos de combatientes que murieron en las Islas durante el combate.

El acto oficial organizado principalmente por Los Bravos del RI6 y por el Regimiento N 6 del Ejército Argentino, evocó ese abril de 1982 en el que los jóvenes soldados partieron desde Mercedes hasta las Islas Malvinas. El himno interpretado en lengua de señas fue el puntapié para dar inicio a una serie de homenajes.

El Arzobispo de Mercedes-Lujan, Agustín Radrizzani fue el responsable de bendecir la jornada y la vitrina en homenaje a Balvidares, así como las distinciones y recuerdos que luego se entregarían. Acto seguido se colocaron a los pies del mástil las ofrendas florales. Entre ellas, las del Municipio de Mercedes, la del HCD, la del Ejército Argentino, la de Gendarmería Nacional y de distintas organizaciones de Veteranos de Malvinas.

Luego convocaron la familia de Horacio Balvidares para descubrir la vitrina que adentro tiene una réplica de una de las cruces del Cementerio de Darwin y una de las placas que durante 36 años identificó a los combatientes muertos en combate como Soldado Argentino sólo conocido por Dios. Precisamente la placa que estaba en la tumba del soldado Horacio Balvidares, criado en Mercedes. Su madre, Amanda Elsa «Coca» Calbin, fue quien recibió un poncho y ramo de flores de mano de los combatientes que lucharon junto a Horacio en 1982 y que llaman madre, como a sus propias madres. Elsa recibió de parte de la Comisión de Familiares la placa luego de que su hijo fuese identificado y en su lugar colocasen su nombre en el Cementerio de Darwin. Esa placa la entregó a los Veteranos de Los Bravos del RI6, en la figura del Veterano Juan Deprati, para que sea entronizada en la plazoleta temática de Mercedes.

El recuerdo a los caídos de parte del Ejército antecedió las palabras de María Fernanda Araujo, presidenta de Familiares de caídos en la Guerra de Malvinas. (Ver video). A su término, en nombre del Jefe Comunal de Mercedes, tomó la palabra el Jefe de Gabinete Matías Dematei que destacó la necesidad de recordar los hechos alrededor de la guerra y agradeció a los Veteranos «por lo que han hecho por la Patria».

El Coronel (Retirado) Veterano de Guerra Alejandro Arroyo Arzubi recordó los días de guerra y evocó los años posteriores. De fondo la banda tocaba la Marcha de Malvinas mientras el coronel recordaba y homenajeba a los once combatientes muertos en la guerra del RI6 y a los siete gendarmes que fallecieron también en combate. Nombró a cada uno de los fallecidos en combate acompañados de un «presente» de los veteranos que estaban en el acto.

El acto continuó con el descubrimiento de nuevos escudos de las localidades Marcos Paz y General Viamonte, ciudades a la que pertenecen algunos de los Veteranos del RI6 y con l entrega de estatuillas réplica del monumento colocado en la plazoleta a distintos veteranos y familares de veteranos fallecidos. Entre las distinciones dadas se le entregó a los familiares de Edgar Nestor Ochoa, parte del RI como cocinero fallecido en la guerra, el Mérito Civil en el Grado de Comendador.

El discurso final estuvo a cargo del Jefe de Estado Mayor General del Ejército, TG Claudio Ernesto Pasqualini. Para luego invitar a los presentes la Plaza de Armas de Gendarmería Nacional y compartir el desfile y el almuerzo de camaradería.

Por Clarisa Altieri

COMENTARIOS

Comentarios