Ciencias Económicas

Encuentro interdisciplinario en la cárcel de Mercedes

En el marco del programa «Deconstruyenco masculinidades», días atrás se realizó un encuentro interdisciplinario entre personal de la Municipalidad de Baradero y talleristas de la Unidad Penitenciaria N° 11 de esa localidad y la Unidad Peniteniciaria N° 5 de Mercedes.

Los talleres implementados por el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la provincia de Buenos Aires, la Dirección de lucha contra la violencia de género y la Dirección Provincial de Políticas de Inclusión se desarrollan en diversas unidades penitenciarias.

El objetivo del programa es crear dispositivos grupales de abordajes psicosociales y educativos coordinados por el personal penitenciario previamente capacitado en temáticas de género. Allí se trabajan con los internos tópicos relacionados con la masculinidad hegemónica y el camino hacia nuevas posibilidades en el relacionamiento personal con el acento puesto en la construcción social del género para su reconstrucción consciente.

En el caso de la Unidad N° 11 de Baradero la experiencia se viene desarrollando con una muy buena recepción por parte de las personas privadas de su libertad en actividades articuladas con el Equipo de Equidad de Género de la Municipalidad de Baradero que componen los Psicólogos Martin Romero, María Florencia Nazabal y la trabajadora social, Fernanda Alasia. El desarrollo de los talleres dentro de ese establecimiento penitenciario es coordinado por la Jefa de la Sección Asistencia Social de la Unidad 11, Victoria Salvo y la trabajadora social, Verónica Girandola quienes cuentan con amplios conocimientos de la temática.

En tanto, en la Unidad 5, los talleristas que conforman el equipo interdisciplinario son la Jefa del Grupo de Admisión y Seguimiento —GAYS— Carolina Routin, el Psicólogo Social, Rodrigo Ramis y la Licenciada en Comunicación Social Vilma Barrueco.

Todos los participantes coincidieron en definir como enriquecedora la experiencia que se desarrolla en forma interdisciplinaria y conjunta entre las unidades penitenciarias y el equipo municipal.

Una de las talleristas subrayó que “las devoluciones que recibimos por parte de los internos participantes fueron reveladoras e indican el alto grado de receptividad que tiene la actividad dentro de las unidades”, mientras que otra remarcó que “esto dota a las personas privadas de su libertad de nuevas herramientas de inclusión que promueven su reinserción social”.

El programa Deconstruyendo Masculinidades formó 30 equipos interdisciplinarios de trabajo que han comenzado a trabajar con internos de siete unidades penitenciarias en diversos puntos de la provincia de Buenos Aires.

COMENTARIOS

Comentarios