Noticias y Servicios - Mercedes | 12 septiembre 2011

Una fiesta difícil de olvidar

 

Fiesta del Salame 2011

Miles de personas entrando y saliendo del Martín Rodríguez. Tres cuadras completas de colectivos de mediana distancia aguardando la finalización durante el sábado a la noche, servicios de transporte que no pudieron cortarse como ocurre habitualmente debido a la cantidad de personas que aguardaban para poder viajar, comercios de la avenida 2 saturados de clientes que al salir de la fiesta buscaban mientras aguardaban un colectivo poder beber algo. Capacidad hotelera de la ciudad colmada desde hacía casi 15 días por las reservas efectuadas. Gente que prefirió quedarse el saliendo a la noche en nuestra ciudad y que aceptó dormir en una casa quinta o de familia que se ofrecieron como una variante de alojamiento. Cantinas en el predio y un constante reaprovisionamiento de bebidas. Panaderías de la ciudad sin prácticamente producción luego del mediodía del domingo.

Este fue parte del escenario vivido en Mercedes durante la Fiesta del Salame 2011

Jorge Rojas y Soledad se llevaron las principales miradas de un público que se acerco desde toda la provincia haciendo colapsar la ruta nacional 5 durante el domingo y sábado a la noche. Entre Mercedes y Luján el tránsito era agotador para los conductores.

La jerarquización del encuentro ya no está puesta en duda. Los artesanos desde hace meses buscaban tener su lugar a sabiendas tendrían buenos frutos. Las empresas también acompañaron y ya piensan en el próximo año.

Se contó incluso con la participación, además de los funcionarios provinciales, con Sra María Cristina Olivera, Alcaldesa de Maldonado (República Oriental del Uruguay) junto a una delegación de dicha ciudad integrada por funcionarios de su gabinete de gobierno, concejales, empresarios y educadores.

Fuegos artificiales aplaudidos por una multitud luego del cierre con Soledad en un fin de semana que todo pareció cerrar.

Lla 37ma fiesta nacional del salame quintero provocó una movilización muy pocas veces vista en nuestro medio, gente que se retiraba del predio con una sonrisa, la promesa de retornar en el 2012 y solo palabras de elogios por lo que había presenciado.

Para muchos la edición 2011 de la Fiesta Nacional del Salame Quintero fue la mejor de toda su historia. A lo largo de los tres días se calcula podrían haber pasado más de 50 mil personas.

Para otros, tal vez los que apostaban al fracaso, habrá sido una fiesta más. Ahora quedará usar el ingenio, como comunidad, para superar este acontecimiento el año próximo brindando espectáculo, calidad de servicios y ofertas al visitante que dio un fuerte inpacto a la economía local. De eso tampoco nadie duda.

La historia de esta fiesta es que quedará en la retina de sus organizadores, de los políticos y de la población que es, en si, lo más importante. La ciudadanía que sin involucrase en las cuestiones políticas adyacentes disfrutó de una fiesta redonda.

 

COMENTARIOS

Comentarios

Comentar noticia